"A mí nadie me informó ni me han informado, salvo lo que ha salido en los medios, sobre una investigación federal (contra la exsecretaria de Educación)”, manifestó el gobernador.

El gobernador Ricardo Rosselló fue enfático hoy, lunes, al afirmar que desconoce sobre la existencia de la pesquisa que realiza el Negociado Federal de Investigaciones (FBI, en inglés) en contra de la exsecretaria del Departamento de Educación (DE), Julia Keleher.  

"A mí nadie me informó ni me han informado, salvo lo que ha salido en los medios, sobre una investigación federal (contra Keleher)”, manifestó el gobernador esta tarde, durante una conferencia de prensa. 

"A mí nadie me informó ni me ha informado de ninguna acción ilegal o detrimental que ha llevado (a cabo) la secretaria”, aseguró el primer ejecutivo. 

El Nuevo Día supo que el FBI ya ha entrevistado de tres a cinco funcionarios y exfuncionarios de alto nivel de la agencia. La fuente sostuvo que las autoridades federales indagan sobre “el mal manejo de fondos federales, la venta de influencias y favorecer a compañías en la adjudicación de fondos”.

La semana pasada se dio a conocer que Keleher está siendo investigada por las autoridades federales por presuntas irregularidades mientras estuvo al frente de la agencia, cargo que dejó el 2 de abril.

"Es importante reiterar que a mí al día de hoy, salvo lo que se ha dilucidado en la prensa, no me ha llegado ninguna información tanto de acciones ilegales de la secretaria como de una investigación que se esté llevando a cabo”, insistió el gobernador. 

La guerra de poder que se desarrolló los pasados dos años en Educación por el reclutamiento de asesores externos con funciones similares a los empleados de confianza, así como cambios que se implementaron en los procesos de contratación fueron dos de los detonantes de las investigaciones en curso en contra de la exsecretaria de la agencia. 

Rosselló sostuvo que tampoco tenía conocimiento de las luchas internas en la agencia, aunque manifestó que todas las agencias "tienen sus conflictos internos que tienen que dilucidar”. El primer ejecutivo subrayó que "aquí no hay nadie por encima de la ley" y que cualquier proceso y acción debe llevarse a cabo dentro del marco legal. Aunque negó haber sido informado sobre la investigación, afirmó que "nosotros estamos en la disposición de colaborar y que se aclaren todos estos asuntos”.


💬Ver 0 comentarios