El gobernador reaccionó al pago de horas extras que se discute públicamente en estos días

El gobernador Ricardo Rosselló Nevares alegó hoy, jueves, que cuando llegó al La Fortaleza en el 2017 redujo la escolta de su oficia en un 50%.

Acto seguido, el ejecutivo indicó que algunos jefes de los equipos de seguridad y protección de funcionarios públicos han cobrado sumas altas por concepto de horas extra debido a la emergencia causada por el huracán María, ocurrido también en el 2017, que obligó a tener extensas jornadas de trabajo. 

“Ha habido unos eventos extremos como (el huracán) María, que han provocado la utilización del recurso", dijo Rosselló Nevares en una conferencia de prensa en Canóvanas en la que entregó equipo especializado a policías y bomberos.

La compensación de uniformados que sirven en las escoltas ha estado bajo el escrutinio público luego que se conociera que el presidente de la Cámara de Representantes, Carlos “Johnny” Méndez, tenía liderando a su equipo de protección a su sobrino biológico, Ángel Figueroa Montezuma, quien reclamó $41,000 en horas extra en un periodo de 12 meses.

Inicialmente, Méndez indicó que no sabía que Figueroa Montezuma era su sobrino hasta después de reclutarlo. El funcionario posteriormente se retractó y reconoció que conocía del lazo de consanguinidad. Méndez fue criado con padres adoptivos.

Méndez fue visto hoy en la conferencia de prensa de Rosselló Nevares, pero evitó acercarse a los representantes de los medios de comunicación. También se ausentó de la sesión de preguntas y respuestas de la conferencia de prensa.

Posteriormente, trascendió que un miembro de la escolta de la primera dama Beatriz Rosselló reclamó cerca de $75,000 en horas extra por los servicios se seguridad.

“Aquí hubo un evento muy diferente en el que muchos de los compañeros tuvieron que trabajar más tiempo”, insistió Rosselló Nevares.


💬Ver 0 comentarios