(semisquare-x3)
Sede de la Autoridad de Energía Eléctrica. (GFR Media)

El gobernador Ricardo Rosselló firmó hoy la Ley de Política Pública Energética de Puerto Rico, la cual establece el marco regulatorio para comenzar la privatización de los activos de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE).

Rosselló describió este día como uno “histórico” porque le permitirá cambiar lo que calificó como uno de “los peores” sistemas de energía eléctrica en la región.

El mandatario hizo el anuncio frente a decenas de representantes de la industria energética y flanqueado por los senadores Larry Seilhamer, Eduardo Bhatia y el representante Víctor Pares, así como miembros de su gabinete. Estuvo presente el director del Negociado de Energía, Edison Avilés.

Seilhamer recalcó que el lenguaje de la ley se originó de un grupo de trabajo configurado por más de 50 organizaciones y líderes de la industria energética.

La versión final acordada por los cuerpos legislativos dispone que las tarifas de 20 centavos el kilovatio hora será meramente una “meta aspiracional”.  

Se fijó una fecha límite de enero de 2028 para eliminar el uso de carbón como fuente de energía.  Además, el proyecto de ley dispone que para 2025 el 40% de la energía provendrá de fuentes de energía renovable y en 2050 se contempla que toda la energía eléctrica sea de fuentes renovables.

Se establece que aquellos activos que la AEE no venda, también serán transferidos a la empresa privada para su operación.

“Si no tenemos energía y no tenemos agua, es imposible establecer un mercado global aquí en Puerto Rico”, puntualizó Rosselló.

El gobernador confió que, mediante esta privatización, “para Puerto Rico, los mejores años están por venir”.

Seilhamer destacó que, mediante esta ley, los grandes productores podrán ser las comunidades y residentes. Añadió que no habrá impuesto contra quienes pretendan transicionar a fuentes de energía renovable.

Pendientes a El Nuevo Día para la ampliación de esta nota.


💬Ver 0 comentarios