(semisquare-x3)
Hispanic Federation entregó a familias puertorriqueñas refugiadas en Orlando una ayuda económica que podrían usarlo para lo que entiendan, inlcuyendo costear estadías adicionales a partir de hoy cuando termina el programa de FEMA. (Carla D. Martínez / Especial para El Nuevo Día)

El gobernador Ricardo Rosselló Nevares afirmó que se encuentra en comunicación con los gobernadores de varios estados en Estados Unidos para ayudar a buscar soluciones para las más de 900 familias que todavía permanecen en hospederías estadounidenses como refugiados del huracán María.

Según Rosselló Nevares, muchas de las familias que permanecen en los alojamientos temporeros decidieron radicarse permanentemente en los Estados Unidos, lo que limita la ayuda que puede ofrecerle el gobierno boricua. De hecho, sostuvo que hace unos meses hicieron un censo y entre el 70% y el 80% de las familias no quería regresar a Puerto Rico.

Indicó, sin embargo, que están examinando caso por caso y que están ofreciendo asistencia a aquellas familias que han decidido regresar a la isla. Del mismo modo, instó a distintos estados a proveer asistencia de vivienda bajo programas como el de Sección 8, para facilitar una mejor transición para estas familias que decidieron permanecer en los Estados Unidos.

¨Antes eran mucho más (de 800 familias) y la gran mayoría regreso a Puerto Rico¨, dijo Rosselló Nevares durante una conferencia de prensa en la comunidad La Perla, donde reinauguró el Centro de Usos Múltiples, que quedó inservible por los daños causados por el ciclón hace ya casi un año. En las reparaciones invirtieron $51,000.


💬Ver 0 comentarios