Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

El alcalde de Sabana Grande, Miguel Gabriel Ortiz Vélez, y Víctor Cruz Santiago y Ángel Roberto Santos, exempleados de Finanzas de Toa Baja, fueron arrestados por el FBI

Aunque lo describió como un “amigo”, el gobernador Ricardo Rosselló aseguró que no se opone a que Ángel Santos García enfrente los delitos que le imputa la Fiscalía federal por cargos de corrupción.

Santos García fue arrestado hoy por el Negociado Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) por desviación de fondos federales cuando trabajaba en el Municipio de Toa Baja.

Rosselló aceptó que Santos García trabajó en La Fortaleza. No ofreció detalles sobre el puesto que tenía, pero ha trascendido que se desempeñaba en Operaciones de Campo.

“Ángel Santos García era un contratista del gobierno, fue un colaborador y es un amigo, pero la vara es igual para todo el mundo”, sostuvo Rosselló. “Hay cero tolerancia para la corrupción, sea quien sea”.

En conferencia de prensa, la Fiscalía Federal informó que Santos García trabajó en la Fortaleza hasta el 30 de junio.

Además de Santos García, también fue arrestado Víctor Cruz Santiago, quien trabajó en la Cámara de Representantes hasta el 30 de junio. A Cruz Santiago también se le imputan actos de corrupción en el Municipio de Toa Baja.

Por otro lado, el FBI también arrestó esta madrugada al alcalde de Sabana Grande, Miguel “Papín” Ortiz Vélez, por un esquema de corrupción millonario entre el 2013 y 2016.

“Todo el que se vea sujeto a este proceso, tiene que ir por el proceso normal, tanto el alcalde de Sabana Grande, como los compañeros de Toa Baja van a tener que atenderlo”, dijo Rosselló.

“Se le va a dar a todos el debido proceso de ley, pero que les quede claro, (que) aquí puede ser un conocido, un amigo, un hermano… Hay una sola vara en este gobierno y la métrica es cero tolerancia para la corrupción”, afirmó.


💬Ver 0 comentarios