El gobernador Ricardo Rosselló juró llevar hasta “las últimas consecuencias” el pago del bono de Navidad. (horizontal-x3)
El gobernador Ricardo Rosselló juró llevar hasta “las últimas consecuencias” el pago del bono de Navidad. (Luis Alcalá del Olmo)

El gobernador Ricardo Rosselló Nevares criticó esta mañana la intransigencia de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) al evaluar las medidas legislativas que en las últimas semanas han intentado reducir el monto de las multas del sistema AutoExpreso, reducir la carga económica de los municipios y defender las pensiones de los jubilados del servicio público. 

“Tenemos que tener la flexibilidad de implantar nuestra política pública”, reafirmó el gobernador. 

Recientemente, el ejecutivo retó las decisiones presupuestarias del organismo que controla las finanzas del país y sufrió una decisión adversa que, en cierto modo, hasta amplió los poderes de la entidad creada por el Congreso. 

Hoy, el mandatario no explicó cómo, pero juró llevar hasta “las últimas consecuencias” el pago del bono de Navidad. Ya el presidente de la JSF, José B. Carrión, ha advertido que si el gobierno desembolsa ese dinero se quedará sin fondos para pagar las últimas quincenas del año fiscal, que termina en junio de 2019. 

“Vamos a llevar esto a las consecuencias que sean”, advirtió Rosselló Nevares en una conferencia de prensa en Arecibo, donde anunció las reparaciones de carreteras que se estarían haciendo en el norte del país. 

El funcionario criticó que se pida otra reconceptualización de la reducción de $50 a $15 de las multas del AutoExpreso. Señaló que ya esa medida había sido examinada a la luz de los planes fiscales y se entendió que la baja ayudaría a recaudar más fondos porque aumentaría el cumplimiento. 

“Ahora mismo, lo que pasa es que la gente no la paga”, manifestó. 

La ofensiva del gobernador contra la JSF continuó con su afirmación de que estaría luchando para proteger las pensiones de los servidores públicos jubilados. 

La JSF, que impulsa una reducción de 10% en las pensiones, había cuestionado el uso de recursos del gobierno para la defensa del pago a los jubilados, esto a la luz de las provisiones del plan fiscal certificado. 

El único punto que el gobernador no parecía criticar con entusiasmo giraba en torno a la propuesta de eximir por dos años a los municipios de la aportación que le hacen al programa Mi Salud, que provee atención médica a la población de bajos recursos económicos. 

El gobernador indicó que estaría mirando la petición de la JSF de ver cómo se puede sustituir estos fondos en el plan fiscal certificado. 


💬Ver 0 comentarios