Además, le manda un mensaje al exgobernador del PPD y explica los posibles cambios en los créditos federales a las compañías.

El gobernador Ricardo Rosselló Nevares indicó hoy, lunes, que su administración no solo trabaja -de la mano del Departamento del Tesoro- para tener certeza sobre el futuro del crédito federal que reciben las empresas foráneas por el arbitrio de 4% impuesto sobre sus ventas en Estados Unidos, sino que también pretenden identificar otras “medidas que sean de beneficio para Puerto Rico”.

“Aquí tenemos unas conversaciones con el Tesoro, que dicho sea de paso, tenemos una muy buena relación, para poder identificar medidas que sean de beneficio para Puerto Rico. Hay un sinnúmero de otras iniciativas que se están llevando a cabo y no es un esfuerzo para detener que exista un cambio. Es más bien un esfuerzo holístico”, apuntó el primer ejecutivo sin dar más detalles.

Solo dijo que son gestiones que buscan tener un “impacto positivo en nuestra economía”.

El impuesto a las corporaciones foráneas representa un 22% del presupuesto de la isla. Es decir, son $1,900 millones anuales que entran a las arcas del gobierno.

Cualquier cambio en el crédito federal por el arbitrio local a las Corporaciones de Control Foráneo (CFC) tendría un efecto significativo sobre los recaudos del presupuesto. Al momento, el gobierno de Rosselló Nevares trabaja con una reforma contributiva local en la que estos recaudos son  fundamentales.

El gobernador dijo que las conversaciones con el Tesoro federal no atienden solo este tema.

“No hay una acción dirigida a trabajar solo y exclusivamente con el asunto de las foráneas. Es más bien una perspectiva holística para ver cómo se puede impactar y se le puede permitir a Puerto Rico tener una pista para desarrollarse económicamente”, aseveró.  


💬Ver 0 comentarios