El gobernador Ricardo Rosselló camina por el patio de La Fortaleza. (horizontal-x3)
El gobernador Ricardo Rosselló camina por el patio de La Fortaleza. (Juan Luis Martínez)

El gobernador Ricardo Rosselló Nevares viajará mañana a Nueva York para reunirse con todos los miembros de la Junta de Supervisión Fiscal, informó hoy el secretario de Asuntos Públicos y Política Pública, Ramón Rosario Cortés.

El anuncio se dio a conocer luego de que el ejecutivo se reuniera esta mañana con el presidente de la Junta, José Carrión en La Fortaleza.

Rosario Cortés indicó que estos cónclaves se darán para buscarle alternativa al tranque entre el gobierno electo y la Junta para aprobar el presupuesto del próximo año fiscal 2018-2019. 

“Lo importante de este diálogo continuo serán las soluciones y la protección de los más vulnerables. Durante el día de mañana el gobernador estará en Nueva York para continuar con las conversaciones y buscar soluciones a los retos que enfrenta Puerto Rico”, expresó.

Ayer, en conferencia de prensa, el gobernador había adelantado que estaría en “diálogo permanente” con la Junta para buscarle soluciones a las posturas asumidas por ambos bandos para lograr implementar un plan fiscal y aprobar el presupuesto. Entre los puntos en controversia está la eliminación del bono de Navidad, y una baja en las licencias de enfermedad y vacaciones.

“Hay una serie de cosas de aquí en adelante que son importantes que podamos discutir y que el espíritu no sea ‘pues nos vamos a los tribunales’. Eso siempre es una ruta de último recurso, pero los únicos que se ven limitados ahí son el pueblo de Puerto Rico”, aseveró en un tono conciliador.

El lunes pasado Rosselló y Carrión también sostuvieron una reunión en La Fortaleza.

Para Rosario Cortés, este diálogo continuo ayudará a lograr las soluciones que se buscan. 

“Nos encontramos en un momento crítico y de incertidumbre. Este ambiente atenta contra nuestro progreso y contra la estabilidad de cada sector de nuestra sociedad, por eso el gobernador está enfocando todos sus esfuerzos en lograr resultados y en evitar que el futuro de Puerto Rico esté sujeto a una determinación judicial que podría afectar a nuestros retirados y a nuestros empleados públicos y privados y que pondría en riesgo medidas de beneficio para los puertorriqueños como el nuevo modelo contributivo y otras inversiones para el desarrollo económico de nuestra isla”.

Reacciona el sector económico

Como reacción a estos encuentros, el presidente de la Asociación de Comercio al Detal, Iván Báez, dijo que estas reuniones son positivas para el desarrollo económico del país. 

"Estamos esperanzados que con los diálogos que se llevarán a cabo entre las partes serán beneficiosas para los sectores productivos del país y el futuro del gobierno ", expresó en comunicado de prensa.

Añadió que "nos complace que el gobierno de Puerto Rico tome la iniciativa de reunirse con la Junta de Control Fiscal. Esto logrará que se sienten y busquen consensos que logren un presupuesto y un plan fiscal que ponga a Puerto Rico primero. De igual forma, indagar todo lo necesario a tono con la realidad que se vive en Puerto Rico. Ambas partes tienen mucho que hacer y los litigios atrasarían esa agenda”. 

Por su parte, el presidente del Colegio de Contadores Públicos Autorizados (CCPA), Ramón Ponte Tápanes, indicó que la controversia por el plan fiscal y el presupuesto debe atenderse a la brevedad

“Puerto Rico se encuentra en una coyuntura única que requiere grandes trasformaciones”, dijo Ponte Tápanes al destacar que existe “consenso en la mayoría” de los cambios que se necesitan.

“Debemos buscar una solución para zanjar las diferencias que quedan, que son muy pocas, y así enfocarnos en otras transformaciones importantes”, indicó el CPA al elogiar el canal de diálogo que abrió Rosselló Nevares con la JSF.


💬Ver 0 comentarios