Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Al sargento de Armas del Senado, William “Billy” Sánchez Tosado, no solo le revocaron la licencia de portar armas de fuego y le quitaron las siete que tenía, sino que enfrentó procesos criminales por falsificación de licencias o certificados, según expedientes de la Oficina de Administración de los Tribunales (OAT).

Sánchez Tosado, un empleado de confianza del presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, y el encargado de la seguridad y el orden en ese cuerpo, volvió a ser eje de otra controversia judicial antenoche al supuestamente amenazar por teléfono a una excompañera.

Sin embargo, el otrora empleado del Departamento de la Vivienda y del alcalde de Bayamón, Ramón Luis Rivera, parece que correrá la misma suerte que en el caso de falsificación de licencia o certificados, en el que las acusaciones fueron desestimadas.

La directora de la Unidad Especializada de Violencia Doméstica de la Fiscalía de Bayamón, Phoebe Isales, aseguró ayer que por la información brindada no se constituyó delito durante una conversación que éste sostuvo con su expareja el pasado martes.

Sánchez Tosado, sargento de Armas del Senado desde enero de 2009 y cuyo salario es de $96,000, se había comunicado con la mujer supuestamente para cuestionarle por qué llamaba a su actual pareja y le advirtió que si lo hacía nuevamente la denunciaría.

La mujer, cuyo nombre no fue revelado, se acercó a la Policía con la intención de radicar una denuncia. Tanto la excompañera como la actual pareja “querían buscar órdenes de protección”, dijo Isales, quien señaló que la querellante “lo único que quería era que la dejaran tranquila”.

La juez Elsie Ochoa decidió no expedir órdenes de protección contra ninguna de las partes. Empero, la fiscal aclaró que el caso no está cerrado y solicitó los registros telefónicos de las partes.

Razones para investigarlo

El caso tampoco debería pasar por alto en el Senado, según el portavoz popular en la Comisión de Ética, Jorge Suárez, quien dijo que ese ente podría evaluar una querella contra Sánchez Tosado.

“Billy es electo y ratificado por el cuerpo y le aplican todas las reglas del Senado. Si alguien radica una querella ética contra Billy, la vamos a tener que atender”, dijo Suárez. El portavoz de la mayoría, Larry Seilhamer, exvicepresidente de la comisión, también señaló que podría haber jurisdicción.

La Sección 9.2 del Reglamento del Senado establece que el sargento de Armas podrá ser separado de su cargo en cualquier momento mediante el voto afirmativo de una mayoría absoluta de los senadores en votación secreta y que, en caso de faltas, estará sujeto a las sanciones disciplinarias que disponga, a su discreción, el presidente.

Sánchez ha sido actor trasbastidores de varias controversias. En su función de sargento de Armas, le correspondió ejecutar la directriz de cerrar las gradas cuando hace dos años se restringió el acceso ciudadano a esta área.

Asimismo, Sánchez era uno de los encargados de vigilancia cuando ocurrió el motín frente al Capitolio en junio de 2010, en el que varias personas fueron golpeadas por agentes de seguridad.

El Nuevo Día procuró entrevistar a Sánchez Tosado por teléfono, en su oficina, y a través de la oficina de prensa del Senado, pero éste no estuvo disponible para comentar.

En el hemiciclo, en la sesión, algunos empleados se le acercaron a darle palmadas de apoyo, mientras éste se mantenía hablando por teléfono.

A esa zaga de problemas con la justicia se suma una demanda por cobro de dinero que presentó el médico Jaime Salas Rushford, el mismo que mantiene en tratamientos no convencionales para rebajar y rejuvenecer a un grupo de legisladores.

Apelativo le falló en contra

Sánchez Tosado no ha escatimado esfuerzos en recuperar las armas de fuego que la Policía le quitó en diciembre de 2007, cuando también lo arrestaron y procedieron a radicarle cargos criminales por alegada violación al artículo 5.09 de la Ley de Armas, cargos que no prosperaron. El Tribunal Apelativo le falló adversamente en agosto pasado.

El incidente con las armas ocurrió en la casa de un amigo donde supuestamente dejó una de sus armas de fuego y esa noche hubo un incidente de violencia doméstica.

Los reporteros Daniel Rivera y Javier Colón colaboraron en este artículo.


💬Ver 0 comentarios