Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

A cuatro meses de iniciada Mi Salud, ningún hospital ha firmado contrato para dar servicios a los asegurados del Plan de Salud del Gobierno (PSG).

Así lo afirmó ayer Jaime Plá, presidente de la Asociación de Hospitales, quien anticipó que esto podría provocar una crisis en la prestación de uno de los servicios médicos más importantes.

“Si esto no cambia pronto, si no se firma algo razonable, va a haber una crisis”, sostuvo Plá.

Según dijo, los asegurados del PSG no se han afectado, pues muchos hospitales han extendido los contratos anteriores para poder seguir dándoles servicios.

“Los hospitales se han portado como unos caballeros”, dijo Plá, quien comentó que la próxima semana habrá una reunión de la Asociación de Hospitales para discutir los pasos a tomar.

Anticipó que algunos hospitales podrían dejar de darle servicio al PSG. Esto no aplicaría a servicios de Sala de Emergencia, ya que bajo la ley federal Emtala no se le puede negar servicios de emergencia a nadie, independientemente de su capacidad de pago.

No obstante, Plá recalcó que algunos médicos especialistas están considerando dejar de dar servicios en los hospitales debido a esta situación. Agregó, por otra parte, que Mi Salud no puede contratar únicamente a dos hospitales por región, como supuestamente ha propuesto el Gobierno, debido a la cantidad de beneficiarios del PSG.

“No puede haber una red preferida de hospitales”, subrayó Plá, quien comentó que hay capacidad para que unos 50 hospitales puedan brindarles servicios a los asegurados de Mi Salud.

Insta a firmar contratos

Por su parte, el secretario de Salud, Lorenzo González, dijo ayer que si los hospitales quieren recibir el dinero que les toca por brindar servicios de Medicaid, así como los incentivos de los récords médicos electrónicos, deben firmar los contratos con el PSG.

“Si no, no van a poder coger esos fondos”, indicó el titular.

Para Plá, sin embargo, las expresiones de González son equívocas.

“Eso es totalmente incongruente con la necesidad de que los proveedores tengan un récord médico para el bienestar del paciente. No puede dar dinero por una parte y por otra limitar las redes (con redes preferidas)”, dijo.

Mi Salud inició el 1 de octubre con algunos contratiempos, como la suscripción masiva de los beneficiarios en corto tiempo ante los cambios de aseguradoras en algunas regiones.

MCS y Humana cubren la parte de salud física y APS la de salud mental.


💬Ver 0 comentarios