Itzamar Peña anunció, además, la radicación de una medida legislativa para la creación de una unidad especializada de crímenes hacia la mujer dentro de la Policía. Em la foto, Zoé Laboy y Peña. (semisquare-x3)
Itzamar Peña anunció, además, la radicación de una medida legislativa para la creación de una unidad especializada de crímenes hacia la mujer dentro de la Policía. Em la foto, Zoé Laboy y Peña. (Xavier J. Araújo Berríos)

De las 51 mujeres que fueron asesinadas en la isla el año pasado, la Policía de Puerto Rico aún desconoce el móvil de 27 de estas muertes violentas.

La teniente Aymeé Alvarado, coordinadora de la División de Violencia Doméstica de la Policía, aseguró, no obstante, que dentro de esa cifra haya algún feminicidio. “Yo les puedo asegurar que todos los incidentes de violencia doméstica han sido clasificados como tal”, sostuvo la funcionaria.

De las 51 mujeres asesinadas, 23 de estas muertes están bajo la clasificación de violencia de género, una le fue adjudicada al trasiego de drogas y de las restantes 27 se desconoce el móvil.  “A pesar de que tratamos de que en 72 horas se pueda determinar el móvil muchas veces es difícil”, reconoció el teniente Julio De Jesús de la Superintendencia Auxiliar en Investigaciones Criminales (SAIC).

Algunas de estas investigaciones, sin embargo, aún están a la espera de los resultados de prueba científica en manos del Negociado de Ciencias Forenses (NCF), puntualizó el sargento Arnaldo Ruiz de la división de Homicidios de San Juan. 

“Nosotros también dependemos del Negociado de Ciencias Forenses. Ellos son los que nos dicen a nosotros la causa y manera de muerte y muchas veces todavía estamos en la espera de ese protocolo de autopsia”, dijo Ruiz.

Las expresiones surgieron durante la celebración de una vista pública de la Comisión de Asuntos de la Mujer del Senado, presidida por Itzamar Peña. También participaron de proceso legislativo el Departamento de Justicia y la Oficina de la Procuradora de las Mujeres.

Tanto Peña, como la senadora Zoé Laboy, cuestionaron, igualmente, el hecho de que la Policía no tenga disponible en su página electrónica estadísticas actualizadas sobre el reporte de casos de violencia de género.

Actualmente en el portal de la Policía solo están disponibles al público las estadísticas de violencia de género del 2017.

Alvarado alegó que han intentado actualizar las estadísticas en el portal del Negociado, pero no se ha logrado establecer la tecnología necesaria para que esa actualización se refleje de forma automática. “Tenemos una iniciativa dirigida actualizarla mensualmente. Nos gustaría que la actualización fuera diaria.

Por su parte, la fiscal Zuleyka Colón Rodríguez de la Oficina de Coordinación de las Unidades Especializadas de Violencia Doméstica, Delitos Sexuales y Maltrato de Menores del Departamento de Justicia, indicó que, de los 23 asesinatos de mujeres por parte de sus parejas o exparejas el año pasado, solo en uno se ha emitido una sentencia en contra del agresor.

Mientras, otros ocho incidentes ya fueron radicados y se encuentran en alguna etapa del proceso judicial, cuatro aún se mantienen bajo investigación de las autoridades y diez fueron archivados, ya que el victimario se privó de la vida tras cometer el asesinato.

Colón Rodríguez indicó, además, que durante el año pasado se radicaron 5,182 cargos por violaciones a la Ley 54 de Violencia Doméstica contra 4,566 personas. La cifra refleja un alza en comparación con las estadísticas recopiladas en el 2017, no obstante, la fiscal recordó que el paso del huracán María pudo haber tenido un impacto en los números recopiladas tras la emergencia.

La procuradora de las Mujeres, Lersy Boria, reconoció la problemática, por lo que propone el desarrollo de una base de datos exclusiva a asuntos de la mujer.

“Es sabido por todos que las estadísticas nos ayudan no tan solo a la calidad de los procesos...sino que nos da un marco qué es lo que tenemos promover y hacia dónde dirigirnos”, sostuvo Boria.

La senadora Peña anunció, además, la radicación de una medida legislativa para la creación de una unidad especializada de crímenes hacia la mujer dentro de la Policía.

“Estamos reconociendo que hay que atender de manera distinta los asuntos que tienen que ver directamente con la mejor…confío que podamos darle una herramienta más para atender esta problemática desde la prevención, atención a la parte agresora y rehabilitación a la víctima”, explicó Peña.

Alvarado reconoció que esté estructurada fuera del CIC. “Al tener esto aparte estructurado que podría haber mayor confianza con las personas perjudicadas”, dijo la teniente. 


💬Ver 0 comentarios