Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (default-x3)

Humacao, Fajardo, Aguas Buenas y Villalba se unieron a los municipios con casos  de Chikungunya, virus que en lo que va de año ya ha contagiado al menos a 1,636 personas en Puerto Rico, según los casos confirmados por el Departamento de Salud.

  Ante la extensión de la enfermedad fuera del área metropolitana, Salud optó por limitar el muestreo en el municipio de San Juan a solo los casos más apremiantes (como infantes, envejecientes y embarazadas).

“Eso me permite estar más enfocada en otros municipios con pocos casos o que entran nuevos al mapa (de pueblos con casos del virus)”, explicó ayer  la doctora Brenda Rivera García, directora de la División de Epidemiología del Departamento de Salud.

Según el Informe Semanal de Vigilancia de Chikungunya, hasta la semana 33 (13 al 19 de agosto) ya se han reportado 5,371 presuntos casos.

Durante esa semana, 24 pueblos reportaron casos del virus, aunque el municipio de Ponce es donde más se está concentrando ahora el contagio. Ayer, de hecho, la alcaldesa de Ponce, María “Mayita” Meléndez, anunció que debido a los 33 casos confirmados en este pueblo realizó un operativo junto a Salud en la comunidad Ferrán para limpiar casas abandonadas y eliminar posibles focos de criaderos.

Salud aún no tiene información disponible sobre las dos muertes sospechosas relacionadas al virus. Tampoco se han confirmado casos de co-infección de una persona contagiada simultáneamente con el virus del dengue y el chikungunya, ambos transmitidos a través del mosquito Aedes aegypti. Sin embargo, Rivera García admitió que hay “reportes anecdotales” de personas que alegan que se infectaron con ambos virus.

Debido a la cantidad de muestras de casos sospechosos de chikungunya que están llegando a Salud, la agencia tampoco está identificando si son casos importados de personas contagiadas en otros países o si la transmisión fue local pues “ya eso no es relevante”, indicó Rivera García.

La población más vulnerable, mientras tanto, sigue siendo las personas de 20 a 59 años, aunque ahora son más las mujeres (54%) las que se están contagiando con chikungunya.

Ayer la Organización Panamericana de la Salud (OPS) instó a los países de la región de las Américas a redoblar esfuerzos para disminuir la presencia del mosquito transmisor del virus, Aedes aegypti. Además, urgió a estar vigilantes a pacientes infectados con dengue y chikungunya ya que en septiembre comienza la temporada alta de contagio del virus del dengue.

Según datos de la OPS, en lo que va de año ya se han registrado casi 850,000 casos de dengue en las Américas y más de 470 muertes por dengue severo (hemorrágico). De chikungunya, mientras tanto, entre diciembre de 2013 y el pasado 5 de septiembre ya se han reportado unos 650,000 casos y 37 muertes relacionadas.

Además de reforzar la vigilancia epidemiológica, la OPS urgió a las autoridades salubristas a fortalecer la capacidad de diagnóstico en los laboratorios y a intensificar las acciones para controlar la presencia del mosquito transmisor a través de campañas de información y educación, así como mediante actividades para eliminarlos de áreas comunes (como parques, escuelas y cementerios) y jornadas de fumigación.

En cuanto al dengue, el reporte de la semana del 23 al 29 de julio (semana 30) evidencia que es la segunda semana consecutiva con el nivel de notificación por encima del umbral epidémico. Esto acerca la posibilidad de que se decrete epidemia de dengue.


💬Ver 0 comentarios