El senador independentista, Juan Dalmau. (semisquare-x3)
El senador independentista, Juan Dalmau. (Teresa Canino )

A días para que se conmemoren los 90 años de la abolición de la pena de muerte en la isla, el Senado aprobó de forma unánime una resolución en la que rechazan este mecanismo como uno de castigo para aplacar la criminalidad.

A pesar del gran avance que se logró a nivel local, el Departamento de Justicia de Estados Unidos ha insistido a través de los años en obtener sentencias de ejecución en la Isla. No obstante, no han conseguido un jurado dispuesto a aplicar la pena de muerte, lee la medida.

“Es importante esta expresión porque, aunque está contenida como parte de nuestra Constitución esa prohibición, no es menos cierto que aún queda el espacio que mediante la jurisdicción federal podría imponerse, aunque aún no se haya hecho, la pena de muerte”, sostuvo el senador del Partido independentista Puertorriqueño (PIP), Juan Dalmau.

Por su parte el senador del Partido Popular Democrático (PPD), Eduardo Bhatia, también cualificó de importante el reclamo acogido en la medida. “Yo creo que el repudio del Senado es importante para añadir las voces fuertes dentro de Puerto Rico, pero fuera de Puerto Rico también. Yo creo que nos unimos al día de hoy a una comunidad internacional que cada día se hace más grande en repudiar la pena de muerte”, señaló.

Ciertamente en los casos de pena de muerte de Puerto Rico despilfarran una serie de recursos que bien podrían ser utilizados en la investigación y esclarecimiento de otros crímenes y en la prevención de los mismos”, lee la resolución del Senado 1079 atendida en la sesión de hoy por descargue.


💬Ver 0 comentarios