La presidenta de Servidores Públicos Unidos, Annette González, insistió en la fuerza de su movimiento, mientras que la Utier aseguró que continuarán con las manifestaciones

Miembros de 25 sindicatos se manifestaron desde esta mañana frente al Capitolio en contra del Proyecto 938. Al mismo tiempo, otros grupos sindicales realizaban protestas en diferentes partes del País.

Posted by El Nuevo Día on Thursday, April 27, 2017

Una decena de empleados de la Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego (Utier) paralizaron la carretera 1 detrás del Departamento de Justicia, en el sector de Miramar.

Según la Policía, entre 50 a 60 unionados bloquearon los carriles del área por lo que el tránsito estaba detenido en esa zona.

Los manifestantes se movilizaron al Capitolio donde un amplio grupo de empleados del gobierno se reunió  en repudio al Proyecto cameral 938, que trastoca los beneficios marginales de los trabajadores de las agencias de gobierno y las corporaciones públicas.

Frente la Casa de las Leyes fueron varios los enfrentamientos entre sindicalistas y la Policía, particularmente cuando bloquearon las entradas al Capitolio al edificio anexo. "¿Quién es ese que se escucha? El obrero en pie de lucha", corearon los manifestantes mientras mantenían las entradas cerradas.

Asimismo, los ánimos se caldearon cuando entre empujones varios legisladores cruzaron de un lado al otro escoltados por agentes.

Reunión que no rindió frutos

Varios líderes sindicales tuvieron la oportunidad de reunirse con el presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz para discutir los particulares del Proyecto 938.

Según expresaron frente al Capitolio, el diálogo sirvió para informar las enmiendas que estarían proponiendo para la pieza legislativa. Sin embargo, los manifestantes afirmaron que aún con las enmiendas no estarían aceptando el proyecto y que esperan aumentar los esfuerzos de lucha contra el proyecto cameral.

Por su parte, el presidente de la Utier, Ángel Figueroa Jaramillo, sostuvo en conferencia de prensa que continuarán los movimientos en la calle y recordó que la lucha no es solamente por los empleados públicos, sino también por el sector privado.

“Los trabajadores no van a hacer nada que perjudique al pueblo. Yo no voy a hacer nada que perjudique a mis nietas, pero sí voy a luchar para que tengan vida digna como otros lucharon para yo tenerla”, afirmó el líder sindical, quien no descartó ningún tipo de estrategia para ejercer presión al gobierno.

A preguntas de endi.com sobre el resultado de la reunión de los trabajadores con el liderato legislativo, Figueroa Jaramillo dijo que la reunión no tuvo ningún tipo de fruto yque solo ofrecieron “cambios cosméticos para insinuar que están solidarios, pero no atiende el problema”.

El problema no está en los trabajadores, no está en los servidores públicos, no está en los empleados del sector privado, está en los que quieren aprovecharse de la crisis para hacernos pobres a nosotros”, añadió. 

Revive las incidencias:


💬Ver 0 comentarios