En el centro de la foto la presidenta de la Federación de Maestros, Mercedes Martínez (semisquare-x3)
En el centro de la foto la presidenta de la Federación de Maestros, Mercedes Martínez. (GFR Media)

La Federación de Maestros de Puerto Rico (FMPR) advirtió este viernes que organizará la resistencia de las comunidades escolares frente a las medidas relacionados con la educación en la isla por parte de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) para la isla.

En ese sentido, indicó e hizo un llamado al magisterio y los trabajadores "a hacer frente a los más recientes ataques de la Junta de Control Fiscal federal" y emplazó al gobierno del gobernador, Ricardo Rosselló, "a unirse al pueblo y desacatar las determinaciones del ente federal".

"Nadie debe permanecer neutral ante esta oleada de medidas neoliberales que buscan arrebatarnos los pocos derechos que nos quedan. Al gobernador Ricardo Rosselló le decimos que este es el momento de reivindicarse ante la gente o definirse como enemigo de los trabajadores y el pueblo. Que se niegue a cumplir con las órdenes de una Junta antidemocrática que nadie eligió y que se ha instaurado como un régimen autoritario contra la voluntad de los puertorriqueños", expresó Edwin L. Morales Laboy, vicepresidente de la FMPR.

Entre las medidas incluidas en el Plan Fiscal aprobado este jueves por la JSF, dijo la FMPR, se encuentra la eliminación del bono de Navidad de 600 dólares que reciben los empleados públicos, incluyendo al magisterio; despedir personal docente y no docente en las escuelas para generar ahorros; cerrar escuelas y aumentar el tope de estudiantes por grupo y eliminar el derecho a acumular los días de licencia por enfermedad no usados en un año.

Morales, además, criticó que la Asociación de Maestros esté "exaltando el aumento ofrecido por la Junta de Control Fiscal cuando representa un engaño cínico".

"El aumento de 500 anuales, además de ser uno miserable, se cancelará con la eliminación del bono de Navidad que reciben los maestros y empleados públicos", agregó.

Por su parte, el sindicato Educamos opinó, en otro comunicado, que el plan económico de la Junta es un "ejercicio del más burdo cinismo, descaro y manipulación cuando pretende que aceptemos como bueno los nuevos recortes en ingresos, en retiro, la eliminación del bono navideño, el cierre de más escuelas y la eliminación de más docentes".

"No podemos verlo de otra manera cuando anuncian un aumento de 500 anuales al magisterio mientras eliminan 600 de bono, quieren recortarle un 10% de ingresos a los ya pensionados y eliminar el retiro a los activos al dejarlos con una pensión de 300 o 400 dólares al mes, con la gran posibilidad de que se queden sin ningún ingreso en los últimos años de su vida", recalcaron.

"Entre eso y mandarnos a matar no hay mucha diferencia porque necesitamos lo poco que ya recibimos para pagar nuestras necesidades básicas y las de nuestra familia: salud, alimentación, educación, vivienda, luz, agua, transporte y otros", subrayaron.

Por último, consideró "urgente" que "nos autoconvoquemos a esa continua movilización como garantía de nuestro derecho a la vida". 


💬Ver 0 comentarios