(semisquare-x3)
El director estatal de la Agencia federal de Desarrollo Rural, instó a los alcaldes a solicitar ayudas destinadas a las reparaciones en los vertederos. (GFR Media)

Los municipios cuyos depósitos de desperdicios sólidos o vertederos no cumplen con las regulaciones vigentes por daños sufridos en los huracanes Irma y María tienen a su disposición fondos federales para atender esa situación, pero hasta el momento ningún alcalde ha solicitado esa ayuda.

El total de fondos disponibles es de $163 millones, que se podrán utilizar para impactar sistemas de acueductos o de agua potable rurales y para los vertederos, informó el director estatal de la Agencia federal de Desarrollo Rural, Josué Rivera.

Los fondos están disponibles para los estados o territorios que fueron impactados por los huracanes Harvey, Irma y María pero, advirtió el funcionario, se distribuirán por petición y aquel que los solicite primero tendrá mayor oportunidad.

“Lo que buscamos es que los municipios donde se ubican estos 29 vertederos, especialmente aquellos que están en las zonas rurales elegibles, que es una gran mayoría de estos, puedan solicitar a través de nuestra agencia la ayuda pertinente para hacer los análisis técnicos que se requieren y la evaluación de daños, que según la EPA (Agencia de Protección Ambiental) ya se han hecho”, sostuvo Rivera.

Informó que hasta ahora todo lo que tiene la agencia en cuestión de estas instalaciones son seis expresiones de “intención” de solicitar, pero ninguna solicitud formal. Hasta ahora expresaron su “intención” los municipios de Cabo Rojo, Juncos, Florida, Toa Baja, Moca y Yabucoa.

“No hemos recibido el volumen (de solicitudes formales de fondos federales) que quisiera ver. Si tenemos 29 vertederos deberíamos tener ya 29 solicitudes”, dijo el funcionario.

“La intención es buena, pero hace falta que los municipios se activen. Mi llamado es que conozcan de la ayuda y puedan solicitarla los municipios”, recalcó Rivera.

El director de la agencia federal coincidió en que este asunto de los vertederos es una emergencia que Puerto Rico debe atender con premura.

“Lo que podemos hacer con este fondo es reparar lo que se dañó a causa de los huracanes. Incluye equipo que se afectó con el huracán que se puede reparar o adquirir un equipo nuevo. Se puede arreglar lo que se dañó. Si hay una celda que se rompió, se puede reparar”, explicó Rivera.

Subrayó que la inversión que el municipio realice tiene que estar relacionada con la reparación de algún daño causado por el huracán.

Mencionó que además de estas ayudas especiales, la agencia cuenta con programas regulares que trabajan para realizar el cierre de un vertedero o para hacer reparaciones que no esténrelacionadas con los huracanes.

“Con el programa de Ambiente y Agua de la Agencia de Desarrollo Rural, podemos proveer financiamiento para el cierre de un vertedero, financiamiento para abrir celdas en un vertedero o repararlas si no fueron dañadas por Irma o María. Podemos ayudarles a comprar equipos, y dependiendo la situación fiscal del municipio, se puede evaluar si es subvención o si esun préstamo”, indicó.

Esos préstamos, dijo, son de un 3% a un 4% de interés y en algunos casos con un interés aún menor.

“No hemos recibido ese empuje de los municipios. No hay nada formal, por lo que tenemos que amplificar ese llamado”, insistió.


💬Ver 0 comentarios