Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
El gobernador Ricardo Rosselló. (Agencia EFE)

El gobernador Ricardo Rosselló anunció esta tarde que el lunes no habrá trabajo para los empleados públicos, ante el paso cercano del huracán Beryl por el sur de Puerto Rico.  

Además, se suspendieron los campamentos de verano y otras actividades que se llevan a cabo en las escuelas públicas del país. También quedaron canceladas las clases en el sistema de la Universidad de Puerto Rico. 

Rosselló indicó que hará efectiva la Declaración de Emergencia, durante una conferencia de prensa que se llevó a cabo en el Negociado para el Manejo de Emergencias y Administración de Desastres, luego de sostener reuniones con los jefes de las agencias.

El gobernador hizo un llamado a que los residentes de los 60,000 hogares que aún tienen un toldo azul, desalojen sus residencias y busquen un refugio o se movilicen a casas de familiares o amigos.  

Según el informe de las 5:00 p.m. del Centro Nacional de Huracanes, Beryl se encuentra en la latitud 10.6 grados norte y la longitud 47.8 grados oeste. Se mueve hacia el oeste a 15 millas por hora con vientos de 80 millas por hora.

Rosselló dijo que se espera que la isla reciba entre dos a cuatro pulgadas de lluvia.

Mientras, el director del Servicio Nacional de Meteorología, Roberto García, explicó que si el sistema sigue la trayectoria proyectada, el sur de la isla sería el área más afectada. "El punto más cercano sería a unas 70 u 80 millas de Cabo Rojo", dijo. 

Rosselló informó que se adelantará, los beneficios del Programa de Asistencia Nutricional.

Asimismo, el Departamento de Asuntos del Consumidor (DACO) emitió una orden de congelación de precios para los productos de primera necesidad.

Un plan de tránsito se comenzará a ejecutar el domingo, al igual que se activará el Centro de Operaciones de Emergencia (COE).

Se espera que el sistema se mantenga como un huracán hasta el domingo y el lunes se degrade a una tormenta tropical. "Los efectos del sistema se deben empezar a sentir durante la noche del domingo", dijo Rosselló. 

También indicó que se bajarán los niveles de las represas La Plata y Carraízo a medio metro. 

El primer ejectuvo aseguró, además, que están buscando a los pacientes de diálisis de las islas municipio, Vieques y Culebra, para que puedan recibir sus servicios. 

Rosselló afirmó que se comenzó un trabajo para la distribución de alimentos por municipio, donde ya se han impactado 44. 

Hasta el momento, no hay toque de queda ni se ha activado la Ley Seca. 

Varias de las islas de las antillas menores tienen vigilancia de huracán y/o tormenta tropical, dijo García. 



💬Ver 0 comentarios