Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

MAYAGUEZ -El huracán Irene se aleja de Puerto Rico, pero en la región oeste la intensa lluvia ha representado una dura despedida, después que el ciclón  no pareció tan severo durante la noche del domingo y la madrugada de hoy, lunes.

Alberto Trabal, director de Manejo de Emergencias en la región oeste dijo a El Nuevo Día que Irene no causó graves daños en casas o edificios. Además, precisó que la mayoría de las personas que acudieron a albergues, comenzaron a regresar a sus casas a media mañana.

Trabal informó que hubo 47 personas en refugios, sólo quedaban dos personas en el albergue que se abrió en Hormigueros.

Según Trabal, los vientos de Irene derribaron dos árboles en la carretera PR- 105, que  conduce el barrio Limón  de Mayagüez, pero fueron removidos temprano.

Explicó que en Mayagüez, Maricao, Cabo Rojo y Sabana Grande se han reportado zonas sin servicio de electricidad.

Además, hay problemas de suministro de agua debido a los fallos de electricidad porque los sistemas de bombeo funcionan con energía eléctrica, precisó Trabal.

Agregó que las gasolineras están operando, pero el comercio de servicios como restaurantes estaban cerrados hoy temprano en la mayor parte de esa región del oeste de Puerto Rico.

Reto en Guanajibo

Al atardecer, un equipo del municipio de Mayagüez laboraba en la limpieza de la desembocadura del río Guanajibo porque esa zona se ha llenado de escombros y fragmentos de troncos.

Como la lluvia intensa sigue, vecinos temen que el río salga de su cauce y afecte la urbanización Guanajibo.

El reto de los obreros es facilitar el flujo de agua hacia el mar porque de lo contrario aumentaba el potencial de que se inunden comunidades cercanas al río.

Obrero lesionado

En San Sebastián, por otro lado, un obrero de la Autoridad de Energía Eléctrica resultó lesionado al caer por un barranco mientras reparaba cables averiados durante el paso del huracán Irene.

Las autoridades informaron que el obrero Juan Antonio Vera, de 48 años, recibió trauma una pierna al caer por el risco.

Las autoridades dijeron que el trabajador estaba en el sector Pozos Central del barrio Pozos de San Sebastián cuando sufrió el accidente.

El obrero fue llevado a un hospital donde se indicó que está en condición estable.

Escollos en Jayuya

En Jayuya, por otro lado, la Policía reportó que derrumbes obstruyen un tramo de la carretera PR- 141, en el kilómetro 3.7. También, en el barrio Caricaboa, la carretera está intransitable por desprendimiento de terreno en algunos tramos, al igual que en el Ramal 5141, en el kilómetro 1.1, en la urbanización Alturas de Jayuya.

 

En la urbanización Alturas de Jayuya, en el citado Ramal 541, la carretera se hundió y las autoridades inspeccionan si es seguro que personas residentes en ese sector  pernocten en sus hogares esta noche.

 

En Caricaboa, los muros de contención de una residencia también cedieron y las autoridades también evalúan el área. La lluvia ha saturado el terreno y esa es la causa principal de los derrumbes.

 

En esta zona montañosa, sin embargo, el daño a la agricultura no parecía significativo.

 


💬Ver 0 comentarios