Néstor Alonso Vega (horizontal-x3)
El presidente de la Comisión de Turismo y Bienestar Social reiteró que con el comienzo de los juegos de azar por internet en Estados Unidos, Puerto Rico puede ser parte de una nueva oferta. (GFR Media)

Una medida que busca permitir que los casinos de Puerto Rico ofrezcan juegos de azar a través del internet contó hoy, martes, con el apoyo del director de la División de Juegos de Azar de la Compañía de Turismo de Puerto Rico (CTPR), Jaime Alex Irizarry.

El Proyecto de la Cámara 1696, que pretende enmendar la “Ley de Juegos de Azar”, también busca autorizar a la CTPR a imponer derechos de franquicias, fijar los requisitos mínimos para obtener estas y la distribución de los ingresos de los juegos de azar a través del internet. De la misma manera, se fiscalizaría y reglamentaría  el cobro de derechos de licencias de juegos de internet y para otros fines.

“Entendemos apremiante aprobar legislación como está […] Precisamente, por la ausencia de una regulación efectiva, como la aquí propuesta, actualmente en Puerto Rico se realizan apuestas por internet de manera ilegal, sin protección ni garantía alguna, tanto para los usuarios, como para el Estado”, explicó Irizarry en una vista pública ante la Comisión de Turismo y Bienestar Social, presidida por  Néstor Alonso Vega.

El director recomendó que se le faculte a la CTPR a requerir bloqueo de servidores, páginas o proveedores de servicios que ofrezcan juegos por internet que no estén autorizados, que los porcientos de retención de los juegos por internet ofrecidos sean iguales a los juegos presenciales ofrecidos en los casino y que se prohíba la creación de establecimientos dentro de los hoteles licenciados a ofrecer juegos por internet, los cuales sean destinados o dedicados para su uso y oferta.

Además, con el propósito de mejorar la pieza legislativa, sugirió disminuir el impuesto propuesto de un 20 a un 15 por ciento para que sea uno competitivo dentro de la jurisdicción de los Estados Unidos y compatible a  la nuestra.

“Esta reducción permitirá al licenciatario los ingresos necesarios para ofrecer mejores ofertas de juego […] Mientras mejora la oferta, aumenta el volumen, lo que redundará en un mayor ingreso bruto”, explicó Irizarry.

Según la pieza legislativa, el recaudo y la distribución de los ingresos de la industria de casinos es de gran importancia ya que nutre tanto al sector privado como al público. Para el año fiscal 2017, la distribución neta de tragamonedas fue de sobre 263 millones de dólares. De estos, los casinos recibieron alrededor de $126.8 millones, la Universidad de Puerto Rico (UPR) recibió $61.9 millones, la CTPR obtuvo $53.7 millones y el Fondo General $20.6 millones.

El presidente de la Comisión reiteró que con el comienzo de los juegos de azar por internet en los Estados Unidos, Puerto Rico puede ser parte de una nueva oferta.

 “De esta manera se abre el espacio para el desarrollo de un nuevo mercado y, por tanto, el potencial de aumentar el ingreso en las arcas de la Isla”, mencionó Alonso Vega.

Por su parte, el representante Ángel Matos García comentó que el proyecto tendría que resolver, en su momento, si el ofrecimiento va a generar un nuevo jugador en las salas de casinos. En cambio, el representante por acumulación José Aponte Hernández expresó sus reservas a la pieza legislativa al disentir en la creación de más juegos.


💬Ver 0 comentarios