Julia Keleher, secretaria del Departamento de Educación. (GFR Media) (semisquare-x3)
Julia Keleher, secretaria del Departamento de Educación. (GFR Media)

Un informe de la Contraloría de Puerto Rico revela falta de supervisión y de monitorías a contratista del Departamento de Educación, según informó hoy en una auditoría que cubre el periodo del 1 de enero de 2010 al 31 de marzo de 2018.

La auditoría revela que el Departamento de Educación no cumplió con requerirle unos informes a una Corporación a la cual se le había otorgado siete contratos y cuatro enmiendas por $30 millones del 2010 al 2016.

El Departamento actuó después de que los auditores le solicitaron dichos informes requeridos en el contrato.

Se trata de los "Single Audits" que se entregaron con atrasos de hasta cinco años contrario a lo dispuesto en las leyes y la reglamentación vigente.

De hecho, al 31 de marzo de 2018, el Departamento de Educación no le había solicitado, ni la Corporación había remitido el Single Audit del año fiscal 2016.

Además, dicha Corporación tampoco había entregado al Departamento el Informe Programático y Fiscal Final en el tiempo estipulado, sino hasta año y medio después.

Esta situación impidió que el Departamento de Educación contara con la información necesaria para evaluar el cumplimiento de los objetivos y la efectividad del Programa, señaló la Contraloría.

El informe, de un hallazgo, recomienda que la directora de la Oficina de Asuntos Federales del Departamento, supervise las funciones de la coordinadora de la Unidad de Monitoría y se asegure que se realicen las monitorías programáticas a los planes de trabajo.

 Para el periodo auditado, esta unidad no había realizado las monitorías a cinco de los seis planes de trabajo. 


💬Ver 0 comentarios