El senador novoprogresista Miguel Romero. (GFR Media) (semisquare-x3)
El senador novoprogresista Miguel Romero. (GFR Media)

Una mujer que se identifica como empleada de la oficina del senador novoprogresista Miguel Romero denunció ayer, jueves, un supuesto patrón de maltrato sicológico y de agresiones físicas y verbales por parte de un empleado de la oficina del legislador.

De la misma manera, denunció que el precandidato a la alcaldía de San Juan permitió los supuestos actos sin tomar acción.

La presunta perjudicada presentó una querella por agresión en la Policía el 28 de noviembre, copia de la cual obtuvo El Nuevo Día.

"En la oficina del senador Miguel Romero ha habido un patrón de maltrato sicológico, y agresión verbal hacia mi persona", sostuvo Raquel Vélez, en una grabación que difundió ayer en la mañana en su página de Facebook.  

"Hice una denuncia por agresión. Me agredió", dijo la mujer indicar que Luis Flores Alomar, director de campaña de Romero,  supuestamente le pilló los dedos de la mano izquierda al lanzar una puerta mientras le gritaba el 26 de noviembre. "¿Mi dignidad como mujer quién la respeta si el propio patrono no hace nada?", cuestionó en alusión a Romero.

En el vídeo, de poco más de 11 minutos, Vélez señala a Flores Alomar, exdirector de campaña del presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, y actual empleado de la oficina de Romero, como el responsable del presunto patrón de acoso. Por incidentes con el hombre, radicó dos denuncias: una de acecho y otra de agresión.

"Luis Flores Alomar, en el patrón de abuso y maltrato, restrella la puerta, me grita, se me cuadra de frente para dar", afirmó. En un momento del vídeo, la mujer muestra su identificación como empleada del Senado.

Indicó que ayer se celebró una vista judicial en el Tribunal de Carolina en que participó "toda la oficina de Romero" para declarar en su contra. Finalmente, una jueza no encontró causa para otorgarle la orden de acecho.

La vista para atender la agresión será el 23 de enero en el Tribunal de San Juan. El Nuevo Día intentó comunicarse con Romero hoy para solicitarle una reacción, pero no tuvo éxito. No obstante,  este diario solicitó una reacción a su portavoz de prensa,  Edward Zayas, quien dijo que el senador Romero no hará expresiones hasta que se materialice la vista pautada para enero.

Aseguró también que, el 26 de noviembre, acudió a la Oficina de Recursos Humanos del Senado "para denunciar el patrón de maltrato a que he sido sometida durante los pasados meses y me dijeron que no podían hacer nada".

El Nuevo Día solicitó una reacción sobre las denuncias a Rivera Schatz.


💬Ver 0 comentarios