Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

“¿Por qué yo me quedé? Qué mucho he pensado en eso y sigo pensando en eso”, dijo hace unos años Carmen Rosa Sabater, la exvoleibolista boricua a la que el destino salvó de perecer la noche del domingo 15 de febrero de 1970, cuando cayó al mar el avión DC-9 de Dominicana de Aviación que traía a todas las demás integrantes del equipo nacional de Puerto Rico.


💬Ver 0 comentarios