(semisquare-x3)
Fachada del Negociado de Ciencias Forenses. (GFR Media)

La directora de Recursos Humanos del Negociado de Ciencias Forenses (NCF), Brenda Fortis, reconoció hoy, viernes, bajo juramento que un empleado fue suspendido con la intención de ser destituido por colaborar en una investigación legislativa en torno a las operaciones de la dependencia, ubicada bajo la sombrilla del Departamento de Seguridad Publica.

“Se entiende”, contestó la funcionaria cuando el representante del Partido Nuevo Progresista (PNP), Juan Oscar Morales, le preguntó si la falta 22 en la carta de destitución de Edgardo Vera -en la que se alude a utilizar su posición para fines político partidistas- guardaba relación con su colaboración con la Comisión de Salud de la Cámara de Representantes.

Dicha Comisión es presidida por Morales.

El testimonio de Fortis fue brindado en una vista pública, cuando también afirmó, a preguntas de Morales, que la exdirectora interina del NCF, Mónica Menéndez, no cumplía con los requisitos del cargo.

Morales llevó a Fortis a reconocer que recibió de alguien en la administración del NCF la carta de notificación de suspensión sumaria con intención de despido de Vera. También admitió que no se molestó en verificar, como directora de Recursos Humanos, el expediente donde se hace constar cómo se hizo la investigación que culminó con la recomendación.

A preguntas, primero insistió en que la recomendación de destitución procedía -a pesar de no haber estudiado el caso-, pero luego guardó silencio cuando Morales, más tarde en el interrogatorio, le hizo la pregunta por segunda vez. Fortis indicó que típicamente las investigaciones contra empleados por fallas disciplinarias se inician cuando el director del NCF las instruye al supervisor inmediato.

“Se le está acusando porque está colaborando con la investigación y estuvo dialogando con los representantes”, afirmó Morales.

A pesar de que despotricó contra Fortis y Menéndez en la vista pública, Morales fue cauteloso ante la prensa al ser cuestionado sobre cuáles serían sus próximos pasos.  También rechazó responsabilizar al secretario de Seguridad Pública, Héctor Pesquera, por lo que él mismo dijo era una agencia “al garete”.

“Pesquera no está allí en el día a día”, dijo Morales. “Esto lo ha provocado la gerencia de Menéndez”.

¿Va a hacer un referido al Departamento de Justicia por violación a la Ley Whistleblower (Ley de Protección y Compensación a personas que denuncien actos de corrupción)?, se le preguntó.

“Voy a terminar la investigación y si encuentro que no se cumplió con el debido proceso, habré de referir al que sea”, respondió.

¿No es suficiente con lo que dijo Fortis?, se le insistió.

“Te puedo decir que no se hizo de manera correcta, pero estoy esperando una serie de documentos”, respondió. “Ella, como directora de Recursos Humanos no tenía el expediente ni la investigación que llegó con esa recomendación de destitución”.

En la vista trascendió que Fortis no cuenta con los requisitos para ser directora de Recursos Humanos, cargo de confianza que ocupa desde junio de 2017.

Menéndez renunció al cargo el 26 de agosto, pero aún no ha entregado una serie de documentos y propiedad del NCF. Morales reconoció que le pidió a Pesquera y al secretario de Asuntos Públicos de La Fortaleza, Ramón Rosario, que la destituyeran.

Indicó, además, que el informe final sobre la pesquisa que realiza se comenzará a redactar la semana que viene.

Sobre el cobro de sueldo de Edwin Crespo, dijo que, antes de proceder con un referido, tiene que investigar contra qué exactamente estaba cobrando el funcionario mientras permanecía fuera del cargo por enfermedad. Morales se refería a licencias de vacaciones o de enfermedad.


💬Ver 0 comentarios