(semisquare-x3)
Los protestantes entienden que el plan del gobernador, Ricardo Rosselló, está siendo impulsado por intereses políticos de los Estados Unidos. (Agencia EFE)

San Juan - Un grupo denominado como la Red de Solidaridad con Venezuela en Puerto Rico manifestó hoy su rechazo al "patético e indigno rol" del Gobierno de la isla en expresar su prestación de ayuda humanitaria y como centro para el debate sobre el futuro del país suramericano ante la crisis que enfrenta.

La manifestación, que se llevó a cabo frente a La Fortaleza, se centró en contra del gobernador de la isla, Ricardo Rosselló, y su secretario de Estado, Luis Rivera Marín, propulsores de la propuesta.

En el caso de Rosselló, este propuso la creación de una Comisión de Reconstrucción de Venezuela, mientras que Rivera Marín explicó hace varios días que en el caso de que el actual Gobierno de Venezuela dejara el poder, la isla pudiera servir de centro logístico para llevar ayuda a la población con celeridad.

"La administración colonial de Puerto Rico, actualmente bajo mandato dictatorial de una Junta de Control Fiscal, impuesta por Estados Unidos, carece de soberanía y moral para realizar acciones injerencistas contra la República Bolivariana de Venezuela", expresó el grupo.

Por ello, el organismo responsabilizó "al Gobierno norteamericano por las consecuencias de sus actos, que exponen al pueblo de Puerto Rico a graves riesgos en caso de un conflicto bélico en la región".

"Los puertorriqueños somos hermanos del pueblo venezolano. Ni un solo puertorriqueño debe participar, colaborar o en forma alguna apoyar los planes intervencionistas de Estados Unidos contra Venezuela", afirmó el grupo.

"Ni una gota de sangre venezolana debe ser resultado de la participación de puertorriqueños en una posible intervención en Venezuela de parte de Estados Unidos directamente o a través de sus testaferros latinoamericanos", abundó.

El grupo mencionó a varios países latinoamericanos "donde se reprimen, desplazan, asesinan y desaparecen a diario líderes de oposición, periodistas, activistas de derechos humanos, líderes indígenas", pero a su vez, "son aliados" de Estados Unidos.

Los manifestantes reclamaron que estos países, como México, Colombia, Brasil, Chile y Argentina, "permiten el establecimiento de bases militares de Estados Unidos en sus territorios y la privatización de sus recursos naturales para el beneficio de la explotación de compañías estadounidenses y sus aliados de la OTAN".

Ante ello, el grupo cuestionó el porqué se irritan contra el Gobierno venezolano si, según aseguraron, el país "defiende su soberanía política y sus recursos naturales son utilizados para beneficio del pueblo venezolano, no para enriquecer multinacionales extranjeras".

"Hacemos un llamado especial a los puertorriqueños que participan de las instituciones militares de Estados Unidos en Puerto Rico a que se nieguen a ser utilizados en una agresión contra el pueblo venezolano", puntualizó el grupo. 


💬Ver 0 comentarios