Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

San Juan- Un grupo de mujeres de Vieques y de la isla japonesa de Okinawa emitieron hoy una declaración para exigir a las autoridades el bienestar integral de sus respectivas comunidades.

Del 9 al 11 de septiembre, un grupo de mujeres de ambos pueblos se reunió en la isla municipio de Vieques para compartir experiencias y preocupaciones en torno al impacto del militarismo.

En este encuentro, se dio a conocer la realidad sufrida por las mujeres de Okinawa debido a la destrucción y la violencia ocasionada por la presencia militar estadounidense en gran parte de su territorio.

Asimismo, se escucharon las voces de mujeres viequenses, quienes relataron historias de resistencia y lucha en relación con el militarismo.

Las mujeres provenientes de Okinawa, Japón, Vieques, Puerto Rico y Estados Unidos, pertenecen a las entidades “Okinawan Women Act Against Military Violence”, Alianza de Mujeres Viequenses, Comité Pro Rescate y Desarrollo de Vieques y la Cátedra Unesco de Educación para la Paz del Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico (UPR).

Las mujeres de Vieques y Okinawa concluyeron que los paralelos y las similitudes entre islas tan distantes evidencian cómo la seguridad concebida en términos militares “conlleva la inseguridad de estos pueblos, al robarles su vida, su salud, sus recursos naturales y sus capacidades de desarrollo social y económico”, señalaron en un comunicado de prensa.

“Este impacto es especialmente negativo para las mujeres y sus familias, quienes en contraposición asumen estrategias no violentas en su lucha por la vida y el bienestar integral de sus comunidades”, indicaron.

En la declaración final del encuentro hicieron un llamado a los gobiernos de Japón, Estados Unidos y Puerto Rico “a asumir las obligaciones que en justicia corresponden, de manera que se garantice la seguridad humana de Vieques y Okinawa”.


💬Ver 0 comentarios