Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Se juntaron varios grupos sindicales, comunitarios, educativos, políticos, ambientalistas y religiosos

Varias entidades sindicales, comunitarias, educativas, políticas, ambientalistas y religiosas anunciaron hoy que se agruparon bajo una organización para evitar las iniciativas de privatización que impulsa el gobierno.

Pueblo Unido Contra la Venta y Privatización de los Servicios (PU) anunció en conferencia de prensa un “plan de acción” que pretende “fortalecer una estructura nacional mediante la organización por regiones”.

“Es un proyecto masivo de educación sobre los procesos de privatización”, explicó el ambientalista Juan Camacho.

“También vamos a detectar una serie de líderes en los municipios y regiones que puedan servir de educadores en este proceso. Estamos tratando de sacar la lucha del área metropolitana, para que esté presente en los distintos lugares”, agregó.

Explicaron que la portavocía será “rotativa y circunstancial”, pues permitirá atender diversas situaciones que afecten a los ciudadanos y comunidades.

Indicaron que los primeros portavoces son del sector de la educación y energía eléctrica, pues son los que enfrentan de manera inminente la privatización de sus activos. Pero aclararon que en otros momentos los portavoces del PU serán de los sectores que se consideren afectados.

Ángel Figueroa Jaramillo, presidente de la Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego (Utier), considera que esta amplitud de temas no diluye el esfuerzo del PU.

“Todo está enlazado por lo que está haciendo la Junta de Control (Supervisión) Fiscal. Todo está dentro del marco de un plan fiscal que está trastocando todo. Hoy es energía y educación, pero mañana puede ser, literalmente, las pensiones”, expuso Figueroa Jaramillo, durante una conferencia de prensa realizada en la sede de la Utier en Santurce.

Lo que queremos es que el pueblo tenga la información necesaria para reaccionar cuando del gobierno vengan a decirle lo que van a hacer”, añadió. “La gente está buscando cómo canalizar su frustración e indignación. Están buscando dónde agruparse. Pues aquí tienen un frente dónde agruparse, que va a estar en su consejo regional”.

Por su parte, Eva Ayala, en representación del Frente Amplio en Defensa de la Educación Pública, informó que ya se constituyeron organismos regionales en Ponce y Bayamón, mientras que esta semana comenzarán a las reuniones para lo mismo en Mayagüez, San Juan, Arecibo y Caguas.

Además de la UTIER y el Frente Amplio en Defensa de la Educación Pública, informaron que el PU ya cuenta con el apoyo de representantes de la Asociación Puertorriqueña de Profesores Universitarios (APPU), el Sindicato de Trabajadores de la UPR, UNETE, Central Puertorriqueña de Trabajadores, Pro Sol UTIER, Vamos Puerto Rico, Movimiento 23 de abril, Asociación de Jubilados de la Autoridad de Energía Eléctrica, Partido Independentista Puertorriqueño, Partido del Pueblo Trabajador, Poetas en Marcha, Todos Somos Pueblo y la organización ambiental El Puente Enlace Latino de Acción Climática, con sede en Nueva York.


💬Ver 0 comentarios