Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Varios envejecientes residentes de la Cooperativa de Vivienda Jardines de San Ignacio en San Juan tendrán que abandonar sus casas, algunos tan pronto como la próxima semana y otros antes de finalizar el año.

La razón, según denunciaron algunos residentes, es que presuntamente la Junta de Directores del complejo no solicitó la renovación del contrato para participar del programa de Sección 8 de alquiler de vivienda del Departamento federal de Vivienda y Desarrollo Urbano (HUD, por sus siglas en inglés).

Entre los afectados están las hermanas Marce y Aurora Martínez, de 90 y 87 años, respectivamente, que comenzaron a empacar sus pertenencias pues desalojarán el apartamento la próxima semana luego de 34 años de vivir allí. Marce explicó que hace tres meses la administración de la cooperativa de vivienda le notificó que a partir del 1 de noviembre no ofrecerán el programa de alquiler bajo la Sección 8, así que los inquilinos participantes de este programa tendrán que pagar una renta fija de sobre $300 mensuales para seguir viviendo allí.

Las hermanas Martínez decidieron desalojar pues no podrán pagar $345 mensuales. “La administración me dio hasta el 30 de octubre para decidir si me quedo o me voy, y yo decidí irme porque no puedo pagar esa cantidad. Yo solo recibo $336 mensuales del Seguro Social y tengo gastos personales, más mis medicamentos. Tendría que buscar dinero que no tengo para pagar. Me duele tener que dejar mi casa”, contó Marce, cuya sala estuvo ayer llena de cajas.

“Esto es horrible. Somos personas mayores. Es un abuso lo que están haciendo con nosotros”, dijo Aurora.

Ellas no están solas. Según residentes que hablaron bajo anonimato, la decisión afectará a cerca de 20 familias, de las sobre 500 que allí residen. Otra afectada es Lydia Méléndez, de 65 años, quien luego de 40 años de vivir allí desalojará en unos meses su apartamento pues no puede pagar $400 mensuales. “Yo soy el sostén de mis dos nietos, no puedo pagar tanto. No es fácil salir de tu casa donde has hecho casi toda tu vida”, expresó. El Nuevo Día intentó comunicarse con la administración de la cooperativa, pero las oficinas estuvieron cerradas ayer.


💬Ver 0 comentarios