Un total de 12 vuelos se vieron afectados por el fenómeno del viento. (horizontal-x3)
Un total de 12 vuelos se vieron afectados por el fenómeno del viento. (Jorge A. Ramírez Portela / Especial El Nuevo Día)

Un total de 12 vuelos se vieron impedidos de aterrizar esta tarde en la pista del aeropuerto Luis Muñoz Marín debido a vientos cortantes (cizalladura del viento o "wind shear"), lo que constituía un riesgo para sus tripulantes. 

Damarisse Martínez, portavoz de la empresa Aerostar que administra el Aeropuerto Internacional Luis Muñoz Marín, confirmó que los aviones ya se encuentran en tierra firme. La oficial explicó que un total de 11 vuelos comerciales de las aerolíneas Southwest, Copa, Delta y JetBlue se vieron afectados debido a los vientos cortantes. Adicional, un vuelo de carga de la empresa Amerijet también se encontró en el patrón de espera mediante circuito a causa del fenómeno.

"La situación comenzó cerca de las 3:15 p.m., pero ya todos los vuelos aterrizaron. Se desvió un vuelo (de Southwest) al Aeropuerto Internacional Rafael Hernández en Aguadilla, pero el avión está de camino a San Juan", resaltó Martínez sobre el vuelo comercial que aterrizó en el aeropuerto internacional poco después de las 5:00 de la tarde.

La cizalladura del viento, o vientos cortantes, consiste de un cambio brusco en la dirección o la velocidad del viento y puede ocurrir en el plano vertical u horizontal.

Cuando ocurre cerca del suelo, como en las pistas de un aeropuerto, puede crear problemas para el despegue o el aterrizaje, cuando un avión vuela a velocidades bajas. La torre de control se encarga de colocar los aviones en circuitos alrededor del aeropuerto hasta que las condiciones mejoren.


💬Ver 0 comentarios