Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Doctores tienen que atender a los pacientes en una carpa por los daños que sufrió el CDT con el huracán María

Vieques - Quienes acuden en busca de servicios de salud en esta isla municipio enfrentan todo tipo de contratiempos.

Debido a los estragos que causó el huracán María al Centro de Diagnóstico y Tratamiento (CDT), los pacientes tienen que recurrir, desde noviembre, a una clínica provisional repartida entre vagones, un edificio de cemento y una carpa, en cuyo interior se experimentan altas temperaturas.

Dentro de la carpa, apenas caben de dos a tres pacientes sentados en espera, y el resto se tiene que conformar con sillas bajo el sol. La instalación temporera, protegida por policías militares, está ubicada en el estacionamiento del refugio Las Marías.

“Ellos (los pacientes) más bien nos atacan a nosotros. Dicen que es un matadero, y son comentarios despectivos, pero son personas que no son de mucha queja, están acostumbrados a la mediocridad”, manifestó la doctora Olga Cruz.

De esa forma, la galena resumió el ambiente en el principal centro de salud viequense. Ella ha vivido en carne propia las vicisitudes que enfrentan los residentes que buscan atender un problema de salud.

Cruz, del grupo de 11 médicos que allí trabaja, se cayó dentro de la carpa, instalada sobre la tierra, y sufrió un golpe en la frente.

El remedio temporero se mantendrá por tiempo indefinido, mientras la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) evalúa si se derrumba el CDT para construir uno nuevo o se reparan los considerables daños sufridos en el techo.

“El agua se cuela por debajo, y un doctor se cayó en estos días”, contó Cruz al explicar que la instalación opera las 24 horas del día con un generador, pero carecen de medicamentos importantes.

Ayer, el representante novoprogresista Juan Oscar Morales, presidente de la Comisión de Salud de la Cámara de Representantes, efectuó una vista ocular en la clínica.

Solo lo acompañó el legislador independentista Denis Márquez, a pesar de que, por meses, Morales y el presidente cameral, Carlos “Johnny” Méndez, han recalcado la importancia de que se celebrara esa visita.

Próxima mudanza

En medio del intercambio con los presentes en el refugio de cemento, al que se le instaló aire acondicionado y una serie de cubículos, la secretaria auxiliar de Servicios Médicos y Enfermería del Departamento de Salud, Yolanda Huertas, aseguró que este lunes se desmontará la carpa y sus servicios serán movidos al edificio.

Según la funcionaria, la mudanza se atrasó por una avería en una tubería de aguas usadas.

El Departamento de Salud ha invertido poco más de $1 millón en habilitar el lugar.

Durante la vista cameral, se anunció que la empresa Fresenius, que hasta noviembre daba servicios de diálisis de manera limitada en el CDT, está por finiquitar con el Departamento de Salud un contrato para ocupar una instalación donde pueda reanudar sus servicios.

Más de 16 pacientes de diálisis han tenido que viajar, desde noviembre, tres veces en semana a la llamada isla grande a recibir tratamiento. Los viajes han sido pagados por organizaciones sin fines de lucro, Medicare y, actualmente, por el Consejo Renal de Puerto Rico. Desde entonces, cuatro pacientes han muerto, siendo el último caso el de una mujer esta semana.

Durante la vista, trascendió que muchos pacientes de diálisis, tras recibir el servicio, esperan largas horas para regresar a la llamada Isla Nena. Morales dijo que citará a una vista pública a la empresa.

A mediados de junio, llegarán al refugio donde opera la clínica tres vagones para brindar servicios dentales, de ginecología y radiografías. En Vieques, no se realizan radiografías, y las mujeres tienen que viajar a la isla grande para parir.

Morales también anunció que, en el Congreso, se aprobó una asignación de $3 millones para que el Departamento de Salud contrate a una empresa para instalar en Las Marías un vagón donde se puedan realizar diálisis.

El alcalde de Vieques, Víctor Emeric, apoyó que se edifique un CDT nuevo, y dijo que supuestamente hay un compromiso de FEMA en invertir $25 millones en ese esfuerzo. Durante la vista, nunca se precisó quién ordenó el cierre de la estructura. La administradora de la clínica, Dora Berenguer, dijo que la orden la dio FEMA, pero la portavoz de la agencia federal, Deliris Aquino, dijo que la agencia no tiene la facultad para dar esa instrucción.

Emeric insistió en la importancia de que el CDT, sea nuevo o remodelado, permanezca en manos del municipio, aunque siga administrado por Salud. Una resolución concurrente de Méndez buscar ordenar al ayuntamiento a que ceda la instalación a Salud por $1.

“¿Con qué fin? Hay una preocupación con eso. ¿Cómo es posible que le quiten el CDT al municipio por $1 dólar?”, dijo Emeric a periodistas.

En un aparte con la prensa, el representante Morales se limitó a decir que se evaluará el asunto “en su momento”.

Emeric denunció que la isla municipio, al acercarse a la temporada de huracanes, no cuenta con un refugio, salvo escuelas que sólo pueden utilizarse por un tiempo limitado. Según dijo en la vista ocular, personal de PRIDCO rechazó que se habilitara como refugio un almacén ubicado propiedad del Estado en la carretera PR-200.

El alcalde no pudo precisar la cantidad de encamados en Vieques ni cuántas muertes pueden ser asociadas al huracán. Indicó que se llegaron a instalar 450 toldos en techos de propiedades, pero dijo desconocer cuántas casas todavía tienen techos azules.

A preguntas, opinó que es necesario que ya FEMA movilice recursos necesarios en caso de que la isla municipio enfrente otro huracán.

“Podemos estar ocho días sin lancha”, advirtió.

Mientras, en las afueras de la clínica, un grupo de ciudadanos clamaban por mejores servicios de salud.

De otro lado, el presidente de la Cámara anunció en comunicado de prensa que llegó a un acuerdo el jueves con el director ejecutivo de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), Walter Higgins, para que antes del 2020 Vieques tenga un sistema de energía “autosustentable”. Dijo que la intención de la AEE es construir entre 10 y 12 granjas de placas solares independientes en Vieques.

Con esa energía generada también se supliría la necesaria para Culebra.

También se sustituirá el cable que suple energía a Vieques y Culebra y que sale de Naguabo por uno nuevo.

El costo de la obra se estima en $140 millones y la AEE va a suplir $14 millones. El resto serán fondos federales.


💬Ver 0 comentarios