Las principales labores de Whitefish en Puerto Rico se concentraron en lugares remotos y montañosos de Puerto Rico. (horizontal-x3)
Las principales labores de Whitefish en Puerto Rico se concentraron en lugares remotos y montañosos de Puerto Rico. (Archivo / GFR Media)

Whitefish Energy, la polémica empresa estadounidense contratada por el gobierno de Puerto Rico para restaurar el servicio eléctrico colapsado por el huracán María, informó que completó sus labores, que incluyeron la reparación de varias líneas de transmisión de 230 kilovatios.

Según explicó hoy en un comunicado de prensa el director ejecutivo de Whitefish, Andy Techmanski, desde que la empresa fue contratada, los 550 obreros contratados reemplazaron en más de 200 millas de cables de transmisión 50 torres y 120 postes y corrigió al menos otras 200 estructuras de transmisión.

Estos trabajadores, a su vez, utilizaron 600 piezas de equipo pesado que fueron enviados para la restauración de las líneas de transmisión 50100 de 230 kilovatios desde la Central Aguirre en Salinas a Aguas Buenas y la 50200 de 230 kilovatios que va desde Manatí a Bayamón.

De igual manera, restauraron la línea 37400 de 115 kilovatios que va de Manatí a Barceloneta y la 36200 de 38 kilovatios desde San Juan a Juncos.

Las principales labores de Whitefish en Puerto Rico se concentraron en lugares remotos y montañosos de la isla, así como conectar principales estaciones y subestaciones de generadores de electricidad en algunos municipios e industrias.

"Estamos extremadamente orgullosos del trabajo que nuestras brigadas completaron y por la contribución que hicimos por los esfuerzos de recuperación en Puerto Rico", sostuvo Techmanski.

El empresario resaltó que cuando Whitefish culminó sus labores en la isla el pasado 30 de noviembre, se había logrado restaurar el 65.6 % del servicio.

"Esto fue una misión más que un trabajo, y nuestros celadores y subcontratados trabajaron unidos y se mantuvieron concentrados en ayudar a la gente de Puerto Rico", agregó Techmanski, quien dijo que la mayoría de los obreros subcontratados se mantendrán en la isla trabajando.

"Aún queda mucho trabajo por hacer, pero sabemos que nosotros tuvimos un importante rol por completar los trabajos lo más rápido, eficiente y seguro posible", puntualizó. 


💬Ver 0 comentarios