Se cumplen seis años de la muerte de Hugo Chávez en medio de una crisis política en Venezuela. (EFE) (semisquare-x3)
Se cumplen seis años de la muerte de Hugo Chávez en medio de una crisis política en Venezuela. (EFE)

Eran las 16:25 horas del martes 5 de marzo de 2013, cuando los médicos del Hospital Militar Dr. Carlos Arevelo de Caracas declararon el fallecimiento del entonces presidente de Venezuela, Hugo Chávez Frías.

El máximo líder de la revolución bolivariana, de 58 años, llevaba varios meses internado en un centro médico de La Habana, Cuba, para tratarse un cáncer que padecía.

Sin embargo, tras 14 años en el poder y solo dos meses luego de jurar en ausencia su cuarto mandato, ese 5 de marzo Chávez perdió la batalla contra su enfermedad. Quien lo reemplazaría sería su entonces vicepresidente, Nicolás Maduro: asumió la presidencia de forma interina y luego fue electo bajo la premisa de continuar con la labor de la revolución.

Sin embargo, a exactos seis años desde su deceso, quien fuera su delfín y hombre de máxima confianza encabeza un país sumergido en una profunda crisis económica, política y humanitaria, a la vez que protagoniza una disputa de poder con un joven diputado y opositor que lo ha desafiado al punto de proclamarse Presidente interino de Venezuela.

Marcado por la crisis

El sexto aniversario de la muerte de Chávez llega en medio de uno de los peores momentos desde que se desató la crisis en el país sudamericano. El 23 de enero pasado, Juan Guaidó, líder de la Asamblea Nacional venezolana, asumió como Presidente "encargado" para contrarrestar lo que él y sus aliados consideran una "usurpación del poder" por parte de Maduro.

El mandatario había resultado reelecto el 20 de mayo de 2018, en unas elecciones marcadas por numerosas irregularidades y acusaciones de fraude. A raíz de ello, los comicios no fueron reconocidos por parte importante de la comunidad internacional y por lo tanto, la segunda investidura de Maduro, ocurrida a comienzos de año, tampoco lo fue.
Con la intención de llamar a nuevamente a las urnas, Guaidó juró y fue reconocido por cerca de 50 gobiernos del orbe. Así, poco a poco, la presión sobre el líder chavista y la tensión política entre él y el opositor ha ido incrementándose. Este lunes, la figura opositora corrió serios riesgos de ser apresada por las fuerzas policiales y militares del país - bajo mandato de Maduro - , cuando decidió volver a Venezuela.

El 23 de febrero recién pasado, Guaidó violó la orden de arraigo nacional que le había sido impuesta y cruzó la frontera hasta Cúcuta, ciudad colombiana desde donde coordinó el fallido ingreso de ayuda humanitaria al país. Pasó diez días fuera de territorio venezolano, hasta que, pese a las amenazas del régimen, regresó. Bajo la atenta mirada internacional, Guaidó fue recibido por autoridades diplomáticas de diversos países y por una multitud de personas que se habían concentrado para pedir la salida de Maduro.

Hasta la publicación de esta nota, no había sido detenido. Según algunos expertos, Maduro ha perdido, durante los últimos años, el apoyo de parte importante de la inmensa base popular que respaldaba a Chávez.

La situación ocurrida este lunes pareciera dar cuenta de ello y de que el Presidente podría estar comenzando a ceder ante la presión. "Parece indicar también el inicio de una negociación, local e internacional, sin que queden aún claros los detalles", apuntó Luis Vicente León, director de la encuestadora Datanalisis, con sede en Caracas. 

Mensajes con tono especial

Aludiendo a este contexto de convulsión y de polarización, las conmemoraciones y mensajes sobre el nuevo aniversario han tomado un tono especial. "Comandante Chávez, han transcurrido 6 años de tu siembra y aún duele, como ayer, tu partida. Gracias a tus enseñanzas y a tu ejemplo, hoy continuamos en lucha permanente contra los enemigos que intentaron apagar tu voz tantas veces.

¡Vivirás por siempre en cada victoria!", aseguró Maduro en su cuenta personal de Twitter, acompañando su mensaje con un video. Desde las mismas filas chavistas, otro de los primeros en recordar al fallecido jefe de Estado fue el presidente de la oficialista Asamblea Nacional Constituyente, Diosdado Cabello. "Mi Comandante, a 6 años de tu partida, gritamos junto a tu Pueblo: Te Queremos Mucho, hoy más que nunca eres faro y guía, tu Pueblo y tus soldados te juramos que unidos Nosotros Venceremos!!", escribió en la misma red social.

"La fuerza y luz del Comandante Chávez son energía y faro de esperanza para todo pueblo libre y digno del mundo. Ningún imperio podrá impedir lo inevitable. Son momentos de batalla que anuncian tiempos de victoria definitiva. Con Chávez: ¡Siempre Venceremos!", publicó, por su parte, el canciller Jorge Arreaza, quien estuvo casado con la hija mayor de Chávez.

Pero las conmemoraciones también llegaron desde los aliados exteriores del chavismo. En Nicaragua, liderada por el Gobierno de Daniel Ortega y que enfrenta su propia crisis interna con cientos de fallecidos, llevó a cabo una misa en honor al ex Presidente venezolano.

"El comandante Chávez está en cada uno de nosotros, yo creo que es un verdadero privilegio y una verdadera satisfacción compartir con el pueblo nicaragüense el tránsito a la eternidad de ese hombre que se quedó clavado en el alma de todos nosotros", dijo el embajador de Venezuela en Nicaragua, Francisco Javier Arrúe, durante la ceremonia.

"Nos toca a cada uno de nosotros defender la paz, la soberanía, ese es el legado verdadero de Chávez", añadió este domingo.

El sacerdote católico, Antonio Castro, fue más directo y criticó explícitamente los intentos de ingreso de la ayuda humanitaria, enviada principalmente por EE.UU..

"Están engañando totalmente a un pueblo, manipulando e utilizando para fines propios de dominación, de invasión y de sometimiento. Si es realmente ayuda humanitaria, que no es ayuda, es un derecho, levantar todo tipo de bloqueo contra Venezuela, contra Cuba, contra sanciones que se han dado aquí en nuestra Nicaragua", dijo el religioso, popular entre los fieles nicaragüenses que respaldan al régimen de Maduro.

Se espera que los homenajes por parte del chavismo y de los movimientos de izquierda de América Latina continúen durante toda la jornada de este martes. Mientras, Guaidó parece querer investigar las vulnerabilidades del gobierno socialista y dijo que hoy se reunirá con sindicatos de empleados públicos en un intento de asegurarse su cooperación.


💬Ver 0 comentarios