Un hombre lee los encabezados que anuncian los resultados de la elección presidencial de Brasil en Río de Janeiro. (AP / Leo Correa) (semisquare-x3)
Un hombre lee los encabezados que anuncian los resultados de la elección presidencial de Brasil en Río de Janeiro. (AP / Leo Correa)

São Paulo — Las noticias falsas están caldeando la segunda ronda de las elecciones presidenciales de Brasil. El candidato de centro-izquierda acusó el martes a la campaña de su rival de extrema derecha de difamarlo con historias falsas difundidas en redes sociales y apps de mensajería.

Organizaciones independientes que verifican información dicen que Fernando Haddad ha sido blanco de una ola de acusaciones falsas, algunas de las cuales dicen que planifica cerrar iglesias y distribuir libros de texto que enseñen a los niños a ser gays

Haddad culpó a su rival, Jair Bolsonaro, de plantar las mentiras o no condenarlas. 

"Las mentiras provienen de él, así que no aceptará ningún compromiso ético. Seguirá calumniando, insultando", dijo Haddad. Agregó que su campaña había logrado remover 33 videos de las redes sociales. "Uno había sido visto tres millones de veces al momento de ser borrado. Tratamos de pararlo, pero la gente los ve". 

Haddad pidió el lunes a Bolsonaro que firmara un acuerdo en el que ambos se pronunciaran en contra de la difusión de noticias falsas antes de la segunda vuelta, la cual se realizará el 28 de octubre, pero Bolsonaro rechazó la idea, y calificó a Haddad de "canalla" en un tuit. 

Haddad dijo el martes que la negativa era prueba de deshonestidad y dijo que su adversario se "está beneficiando de estas mentiras". 

Bolsonaro, un excapitán del ejército, ganó el domingo la primera ronda de los comicios presidenciales al obtener el 46% de los votos. Haddad, exalcalde de São Paulo, quedó en segundo lugar con 29%. Haddad fue escogido por el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, quien está encarcelado, para que represente al Partido de los Trabajadores. 

La campaña de Bolsonaro invirtió poco en televisión, así que se enfocó en las redes sociales y aplicaciones celulares de mensajería como WhatsApp, cuyos usuarios intercambian información directamente en un formato codificado. 

En Brasil, más de 120 millones de personas usan WhatsApp, lo que representa casi uno de cada 10 usuarios en el mundo. 

Un proyecto de TV Globo que verifica información hace poco encontró una acusación falsa que dice que la compañera de fórmula de Haddad, Manuela D'Avila, quiere poner fin a los feriados cristianos en Brasil. Otra mentira indica lo que parecer ser un resultado fraudulento en una casilla de votación que da una gran ventaja al candidato del Partido de los Trabajadores. Otra mentira sostiene que el presidente Donald Trump ha respaldado a Bolsonaro. 

La campaña de Haddad también aumentó sus ataques directos contra Bolsonaro en la última semana. 

El jueves, la campaña de Haddad publicó un video en sus canales oficiales en el que compara a Bolsonaro con el dictador alemán Adolf Hitler.


💬Ver 0 comentarios