Indignación por la frase de un diputado de Bolsonaro:
Jair Bolsonaro (i) junto al diputado carioca Rodrigo Amorim (d). (Facebook / Rodrigo Amorin)

Jair Bolsonaro asumió hace una semana la presidencia de Brasil y no deja pasar un día sin que algunas de sus medidas  o de sus funcionarios se convierta en una polémica. 

Ahora, el flamante mandatario, un exmilitar aliado de los evangelistas que desprecia la ideología de género, que asegura que las mujeres y los hombres no deben ser iguales y que reprueba la homosexualidad, es noticia por uno de sus aliados.

Ayer, al referirse a la Aldea Maracaná, un predio de 14,300 metros cuadrados (153,923 pies cuadrados) en Río de Janeiro en el que viven comunidades de pueblos originarios de Brasil y que fue centro de fuertes protestas en 2013 ante su intento de desocupación, el diputado oficialista Rodrigo Amorim, aliado del presidente, dijo: "El espacio podría servir como estacionamiento, compras, área de ocio o equipamiento... como carioca me causa indignación... a quien le gusten los indios, que se vaya a Bolivia, que además de ser comunista sigue presidida por un indio".

"Es un terreno baldío, lleno de matorral y basura. Lugar de refugio de inmigrantes sin relación con algún indio. Se convirtió en un punto de consumo de drogas para delincuentes y marginales", sostuvo Amorim según el diario O Globo.

Ante estas declaraciones, autoridades y políticos bolivianos calificaron de indignante y racista la actitud del funcionario.

El ministro de Justicia de Bolivia, Héctor Arce, instó al diputado brasileño Rodrigo Amorin a disculparse públicamente por una declaración realizada esta semana en la que sostuvo "a quien le guste el indio, que vaya a Bolivia".

"Nuestros pueblos indígenas merecen todo respeto y valoración y un representante electo de un país tan grande y digno como es Brasil debería disculparse públicamente", escribió Arce en su cuenta de Twitter.

El ministro añadió que "cuando se trata de defender la nación boliviana no existen diferencias políticas".

Por su parte, el presidente de Bolivia, Evo Morales, lamentó nuevamente ese tipo de declaraciones y manifestó que "no es una novedad" lo dicho por el diputado brasileño.

"Siempre ha habido políticas de exterminio al movimiento indígena durante la colonia y la república; para quienes repasamos la historia no es una novedad lo que dice el diputado de Brasil", apuntó Morales en un acto en la población de Villa Tunari en Cochabamba.

"En Bolivia los indígenas gobernamos totalmente diferente, es algo histórico, inédito, un orgullo", agregó el mandatario.

"Indignante declaración de diputado brasileño ofende a Bolivia y no expresa hermandad de nuestros pueblos... Lo indígena es parte esencial de nuestras identidades y nuestra fortaleza como nación", escribió en su cuenta de Twitter Carlos Mesa, expresidente y candidato presidencial opositor favorito en las encuestas.

A su vez la ministra de Comunicación, Gisela López, declaró que Amorim "desprecia ignorancia supina a nuestros antepasados... con palabras que demuestran ceguera y pobreza espiritual".

"No son bienvenidos el racismo ni la discriminación", comentó por su parte el embajador boliviano en Naciones Unidas, Sacha Llorenti.


💬Ver 0 comentarios