El príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salmán (semisquare-x3)
El príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salmán. (AP)

El ministro de Exteriores saudí, Adel al Jubeir, aseguró que el rey Salman bin Abdelaziz y el príncipe Mohamed Bin Salman son una "línea roja" para Arabia Saudita y rechazó la supuesta implicación del heredero de la corona saudí en el asesinato del periodista Jamal Khashoggi.

"El liderazgo del reino de Arabia Saudita representado en el guardián de las dos mezquitas sagradas (el rey) y el príncipe heredero son una línea roja y no permitiremos intento alguno de atacar a nuestros líderes", aseguró Al Jubeir en una entrevista que publica el diario árabe internacional Al Sharq al Awsat.

"Atacar a los líderes del reino es tocar a todos los ciudadanos", agregó.

El ministro hacía alusión a las versiones que vinculan al príncipe Mohamed con la muerte del periodista en el consulado saudí en Estambul el pasado 2 de octubre.

Medios de comunicación estadounidenses informaron el viernes de que la CIA había concluido que el heredero saudí ordenó el asesinato de Khashoggi, aunque el gobierno estadounidense ha asegurado que aún no ha llegado a ninguna conclusión.

Por su parte, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, indicó el 2 de noviembre que la orden de matar a Khashoggi "vino de los más altos niveles".

"Le preguntamos a la parte turca a quién se referían con 'altos niveles' y nos aseguraron de forma categórica que no se referían el príncipe heredero", indicó en la entrevista Al Yubeir.

El ministro agregó que pidieron más detalles a la parte turca sobre la investigación, pero la Fiscalía saudí "no ha recibido ninguna prueba" de las autoridades turcas, añadió.

La fiscalía general saudí anunció la semana pasada el procesamiento de 11 personas por el asesinato de Khashoggi y la solicitud de pena de muerte para 5 de ellos, que confesaron el crimen, pero descartó cualquier implicación del príncipe Mohamed en el crimen.

Al Jubeir destacó que las relaciones entre Estados Unidos y Arabia Saudita son "estratégicas" y con "intereses comunes y vitales" para la estabilidad y la seguridad de la zona, pero no descartó que en caso de que hubiera sanciones a la venta de armas, como las aprobadas por Alemania, Riad tuviera que comprar armamento a otros países.

"El reino está comprometido con defender su tierra y sus fronteras y a su pueblo de cualquier amenaza regional", dijo al Yubeir.

El rey de Arabia Saudí, Salman bin Abdelaziz. (EFE)

"Nosotros preferimos que nuestro armamento proceda de países aliados", señaló, agregando no obstante que "el compromiso del reino de defender a su tierra y su pueblo, le obliga a conseguir las armas de cualquier fuente que sea".

Países como Estados Unidos o Alemania han anunciado la imposición de sanciones contra implicados en el asesinato, algunos de los cuales pertenecen a la familia real u ocupaban puestos de responsabilidad.

Al respecto, Al Yubeir insistió en que son sanciones contra "individuos" y no contra un país.

Príncipe heredero de Arabia Saudí viajará a Argentina para asistir al G20

El príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohamed bin Salman, viajará a finales de noviembre a Argentina para asistir a la cumbre del G20, que tendrá lugar los próximos 30 de noviembre y 1 de diciembre en Buenos Aires.

El ministro de Energía saudí, Jaled al Faleh, anunció este martes en una rueda de prensa retransmitida por la televisión Al Arabiya que el príncipe heredero, el hombre fuerte del reino, asistirá a la cumbre de jefes de Gobierno y de Estado en el marco de una gira que realizará, sin especificar qué países incluye.

A la cita, que por primera vez se realiza en Sudamérica, acudirán, entre otros, los presidentes de Estados Unidos, Donald Trump, y de Francia, Emmanuel Macron, así como la primera ministra británica, Theresa May, y la canciller alemana, Angela Merkel.

También estarán presentes los presidentes de Rusia, Vladímir Putin, y de China, Xi Jinping; el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, y el mandatario chileno, Sebastián Piñera, entre otros.

España, país invitado permanente, estará representada por el presidente del gobierno, Pedro Sánchez, y Holanda por el primer ministro, Mark Rutte.

Tampoco faltarán los máximos representantes de organismos como el Fondo Monetario Internacional, la Organización Mundial del Comercio y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos.

Creado en 1999, el foro supone un importante espacio de discusión y toma de decisiones cuyos miembros representan el 85% del producto bruto global, dos tercios de la población mundial y el 75% del comercio internacional.

De forma paralela a la cumbre de Buenos Aires se esperan multitud de reuniones bilaterales entre los jefes de Estado y de Gobierno -como las de Trump con Xi y con Putin- y actividades paralelas de los presidentes estadounidense y chino, que realizarán sendas visitas de Estado al país suramericano.


💬Ver 0 comentarios