(semisquare-x3)
En la foto se pueden ver a algunas de las maestras condenadas por maltratar a niños de un centro de cuido en Argentina. (YouTube / Captura)

La justicia de Argentina condenó este lunes a la directora, la vicedirectora y tres maestras del centro de cuido Tribilín por "abandono de persona agravado, amenazas y lesiones" contra al menos 40 menores de entre 3 y 5 años. El hecho ocurrió en el 2013.

Según el fallo, Noemí Núñez, directora, fue sentenciada a 7 años y 6 meses de prisión; mientra que Yanina Gogonza recibió 7 años; Mariana Buchniv 5 años y 6 meses; Gisela Diap 4 años y 6 meses y Noelía Gallardo 6 años y 3 meses. Además, las cinco imputadas fueron también inhabilitadas por 10 años para ejercer cargos relacionados con menores.

De acuerdo con el diario Clarín, la justicia comprobó que las condenadas perpetraron maltratos que les dejaron a los niños secuelas psíquicas y de aprendizaje. Además, las maestras colocaron en riesgo la salud física y psíquica de sus alumnos. 

"Las constantes amenazas efectuadas dan cuenta de que las conductas eran habituales de este tormento que sufrían", según la sentencia.

El diario La Nación explicó que los hechos salieron a la luz en febrero del 2013, cuando el padre de una de las alumnas hizo una denuncia. Este comenzó a sospechar que su hija era maltratada en el centro de cuido Tribilín y colocó una grabadora en el bolso de la niña y así logró registrar durante más de cuatro horas las voces y gritos de las maestras.

Algunas de las frases de las maestras que se pudieron escuchar durante las audiencias fueron: "¿Puedes sacar el cuaderno (libreta) en vez de ponerte a boludear (perder el tiempo)?", "¡Deja de gritar, cállate! y "¿Quieres ir a la pileta (piscina)? (se refiere a uno de los castigos contra los menores), Ponte a guardar, enfermo mental".

 Clarín consigna otros diálogos en los que las maestras asustan a los niños sobre las consecuencias que traerían contarles a sus papás lo que les hacían: “Cállate, cállate. Guay (Cuidado con) que vayas a decir cualquier huevada (cosa) a tu casa. ¿Escuchaste?”.

Durante la hora de la comida (almuerzo), los niños también vivían un infierno, reseña Clarín: “Come vos (tu). Abre la boquita. Guay (Cuidado con) que vomites”, le gritaban a una niña. “Dime por qué vomitaste. ¿Por qué vomitaste, pendeja (niña) de mierda? Por tu bien que hayas tragado, mogólica (persona con síndrome de down)”. “¿Estás loca, nena? Trágate lo que te puse en la boca porque ya me cansaste”.

La Nación explicó que los fiscales Carolina Asprella y Gonzalo Acosta habían solicitado la pena de 10 años de prisión por abandono de persona agravado.

Las defensas de las docentes condenadas sostuvieron que las sentencias son desmedidas y que no hubo pruebas de maltratos físicos.


💬Ver 0 comentarios