La Policía italiana detuvo a Ramón Cristóbal Santoyo en el aeropuerto de Roma. (Shutterstock)

Ramón Cristóbal Santoyo, mexicano y de 43 años, fue arrestado en el aeropuerto de Fiumicino en Roma, cuando iba a embarcar en un avión hacia París, al pesar sobre él una orden de búsqueda y captura emitido por las autoridades de Estados Unidos y la Interpol por delitos relacionados con el narcotráfico.

La Policía de Frontera italiana en Fiumicino confirmó a EFE que aunque la noticia se supo este lunes la detención se produjo el pasado 20 de agosto, mientras se embarcaba con su nombre real en un vuelo de AirMéxico que haría escala en París para proseguir después a la capital mexicana.

El detenido fue conducido al cárcel romano de Regina Coeli, añadieron.

Los medios de comunicación italianos aseguran que el detenido, conocido como Doctor Wagner, es uno de los más importantes gestores del tráfico de cocaína desde México a Estados Unidos e importante miembro del cártel de Sinaloa, que dirigía Joaquín "El Chapo" Guzmán Loera, actualmente encarcelado en Estados Unidos.

La Drug Enforcement Administration (DEA), la agencia federal de EE.UU. que se ocupa de la lucha contra el narcotráfico, había emitido una orden de arresto en 2016, añaden dichos medios.

Ahora la Justicia italiana tendrá que examinar la petición de extradición de Santoyo por parte de Estados Unidos.

Asimismo, el pasado jueves 19 de septiembre, la Fiscalía del Distrito sur de California, Estados Unidos, presentó cargos por tráfico de drogas y lavado de dinero en contra de 85 personas asociadas al mexicano cártel de Sinaloa, quienes operaban en el condado de San Diego, al sur de este estado.

La acusación es resultado de un año de investigación encabezada por la Agencia Antidrogas (DEA) y el Servicio de Impuestos Internos y que derivó en una serie de redadas ejecutadas la madrugada de ese jueves, en las que se decomisaron cuatro libras de metanfetaminas y dos armas de fuego.

De los 85 acusados, 47 se encuentran detenidos, informó la Fiscalía.

La acusación señala a Juan Carlos Ochoa, René Valdez Jr., Ramón Castillo, Michel Wright, Alfonso Arroyo, Douglas Bowen, Samuel Becerra y Javier Vergara como los líderes de la organización criminal.

 Estos hombres, dijo la Fiscalía, son los presuntos encargados de proveer grandes cantidades de metanfetaminas, heroína y fentanilo a docenas de distribuidores del sur de California.

"Este caso representa otro golpe duro al cártel de Sinaloa y a sus redes ubicadas en Estados Unidos", expresó el fiscal federal del distrito sur de California, Robert Brewer.


💬Ver 0 comentarios