Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Santiago - Si bien la película "Black Swan" contiene escenas bastante violentas, lo que ocurrió en un cine de Letonia sobrepasó la ficción de la película dirigida por Darren Aronofsky.

Un hombre fue asesinado en una sala de Riga, la capital del país, tras causar la molestia de otro espectador por comer el tradicional paquete de "popcorn' de forma demasiado ruidosa.

De acuerdo a "The Guardian", el victimario, un joven de 27 años, habría tenido una fuerte discusión con otro hombre de 43 años que se sentaba junto a él en el cine, acusándolo de hacer demasiado ruido en su consumo de "popcorn".

El incidente, ocurrido en una de las salas más importantes del país, se produjo cuando corrían los créditos finales de la película, momento en que el joven sacó una pistola -legalmente registrada- y le disparó a la víctima.

De inmediato otras personas presentes en la función llamaron a la policía, para luego descubrir que quien ejecutó el disparo era precisamente un graduado de la academia de policía, que además poseía un doctorado en derecho de la Universidad de Letonia. El joven esperó a las autoridades y no puso problemas para su arresto.


💬Ver 0 comentarios