(semisquare-x3)
La venezolana Jennifer Ramírez fue encontrada muerta el pasado lunes 20 de agosto en Cúcuta, Colombia (El Comercio / GDA)

Una venezolana identificada como Jennifer Ramírez fue encontrada muerta el lunes 20 de agosto en Cúcuta, Colombia. Cinco días después de su fallecimiento, los vecinos dijeron a las autoridades que fuertes olores emanaban del departamento de la mujer.

Tras la intervención policial, se informó que su hijo de dos años fue encontrado vivo al lado del cadáver de la mujer. El menor presentaba una infección y un avanzado cuadro de desnutrición.

La mujer habría muerto tras ser estrangulada en su propio apartamento.

Según información policial, Jennifer Ramírez era empresaria, modelaba su propia ropa, era madre soltera y vivía con su hijo en Cúcuta. Además, la mujer incursionó en la venta de bizcochos para generar un mayor ingreso económico.

Los familiares de la exmodelo se pronunciaron tras la terrible noticia. “Yo viví con ella 22 meses en Cúcuta, me fui cuando ya el niño tenía dos años. Espero que ese criminal pague”, dijo la mamá de Ramírez al diario La Opinión.

La policía maneja tres hipótesis sobre el crimen. La primera es que ladrones habrían ingresado a la casa de la mujer a robar. En la revisión de la escena del crimen no se encontraron documentos ni objetos de valor.

Otra de las teorías señala que la mujer habría sido amenazada de muerte unos días antes. Las razones hasta el momento se desconocen.

La última hipótesis apunta hacia un hombre que la acompañaba habitualmente a su casa. Sin embargo, tras la muerte, los vecinos no lo han visto más.

El niño se encontraba al costado de su madre

El hijo de Ramírez logró sobrevivir cinco días al lado del cuerpo de su madre. La policía informó que se encontraba al costado del cadáver, tenía gusanos en la boca y estaba sucio.

El menor de 2 años se alimentó con unos bizcochos que habían sido preparados unas horas antes del crimen y tomó agua que se encontraba en estantes de su casa. Lo curioso para la policía es que el apartamento estuvo oscuro los cinco días y tampoco los vecinos escucharon el llanto del menor.

Las autoridades autorizaron que el menor esté bajo la tutela del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar. Por lo pronto, el pequeño lleva un tratamiento médico para una infección en las mejillas y se estará recuperando paulatinamente.


💬Ver 0 comentarios