Putin preside el ensayo de un nuevo misil imposible de interceptar (semisquare-x3)
Vladimir Putin (c) y la cúpula del Ejército ruso supervisan la prueba del misil hipersónico Avangard desde la sala de control del Ministerio de Defensa en Moscú, Rusia. (AP)

El presidente ruso, Vladímir Putin, presidió este miércoles el exitoso ensayo del nuevo misil hipersónico Avangard, capaz de superar el escudo antimisiles estadounidense.

"Rusia tiene un nuevo tipo de arma estratégica. En 2019 el nuevo sistema estratégico intercontinental Avangard entrará en servicio en las Fuerzas Armadas", anunció Putin, según informó el Kremlin.

Putin acudió al Centro Nacional de Mando para supervisar el lanzamiento del Avangard, que recorrió unos 6,000 kilómetros (3,728 millas) desde la región de los Urales hasta el polígono de tiro de Kura en la península de Kamchatka (extremo oriente ruso).

"El ensayo ha sido un completo éxito. Este es un acontecimiento importante. Somos los primeros en tener este tipo de arma estratégica", dijo.

El líder ruso dio las gracias a los diseñadores del Avangard, que comenzaron a trabajar en este nuevo armamento en 2003, a los participantes en el ensayo y al Ministerio de Defensa por su "excelente" trabajo.

"Durante el vuelo a velocidad hipersónica, la ojiva realizó una maniobra vertical y horizontal y alcanzó su objetivo en el polígono militar en el momento previsto", señala la nota oficial.

Según sus creadores, el Avangard, compuesto por un cohete balístico intercontinental equipado con una o varias ojivas hipersónicas capaces de maniobrar antes de alcanzar su objetivo, puede burlar cualquiera de los sistemas antimisiles actualmente existentes en el mundo, incluido el estadounidense.

El Kremlin anunció que con esta prueba se terminan los ensayos de este armamento estratégico, que será suministrado en breve a las Fuerzas Armadas de este país.

Captura de video de archivo facilitada el 19 de julio de 2018 por el Ministerio de Defensa ruso que muestra un sistema estratégico intercontinental Avangard en territorio ruso. (EFE)

El Avangard es parte de una serie de nuevas armas nucleares que Putin presentó en marzo diciendo que Rusia tuvo que producirlas como respuesta al desarrollo de un sistema de defensa antimisil de Estados Unidos.

Entonces, Putin aseguró que Rusia había desarrollado armas "sin parangón", capaces de alcanzar cualquier punto del globo, aunque negó que este país se vaya a ver involucrado en una carrera armamentista.

La prueba se llevó a cabo en medio de tensiones en las relaciones entre Rusia y Estados Unidos, que han llegado a su peor nivel desde la época de la Guerra Fría por el conflicto con Ucrania, la guerra en Siria y la interferencia rusa en las elecciones presidenciales de Estados Unidos de 2016.

La esperanza de Putin de mejorar el vínculo con Washington bajo la presidencia de Donald Trump se ha apagado debido a la investigación de las acusaciones de los lazos de Trump con Rusia y las tensiones aumentaron cuando el gobierno estadounidense impuso nuevas sanciones contra Rusia.


💬Ver 0 comentarios