A un año del potente sismo en México, la reconstrucción sigue esperando (semisquare-x3)
El sismo tiró varios edificios de viviendas y provocó daños graves en otros. (AP)

Fue hace exactamente un año cuando un sismo de magnitud 7.1 sacudió el centro de México, dejando graves daños y desafortunadamente pérdidas humanas.

Eran las 13:14 horas locales cuando sonó la alarma sísmica, e instantes después se originó una fuerte sacudida, provocando la caída de varios edificios en la capital mexicana, así como decenas de inmuebles en el estado de Morelos.

El saldo fue de 369 personas fallecidas, 228 de ellas en la Ciudad de México, y entre las víctimas varios niños de una escuela que se desplomó a causa del terremoto.

Ese mismo día, unas cuantas horas antes, los mexicanos realizaban un simulacro para conmemorar el sismo ocurrido en 1985, sin saber que 32 años después volverían a vivir el pánico que genera un fenómeno natural como este.

Algunos edificios que sobrevivieron al terremoto de magnitud 8.2 de 1985, esta vez no lograron contener la fuerza del movimiento y terminaron colapsando con varias personas en su interior.

Uno de ellos, ubicado en un conjunto habitacional que también resistió en 1957 a otro sismo de 7.7 grados, ahora luce fantasmal con departamentos vacíos, algunos de ellos sin muros.

Minutos después de la tragedia comenzaron a salir las primeras noticias, muchas de ellas desafortunadas, pero también miles y miles de muestras de apoyo por parte de los ciudadanos.

Y es que en las zonas siniestradas se veía correr a cientos de voluntarios que buscaban a víctimas entre los fierros retorcidos.

Durante varios días continuaron las labores de rescate. (AP)

Hombres, mujeres, jóvenes, ancianos, mexicanos y extranjeros, todos ellos unidos por una meta en común, rescatar a las personas que se hallaban debajo de los escombros.

Han pasado 12 meses exactos desde aquella tragedia, y las huellas de la destrucción aún se ven presentes en las calles.

Pese a que el gobierno asegura que se han entregado apoyos a las familias damnificadas y para la reconstrucción de más de 166,000 viviendas dañadas, todavía queda mucho por hacer.

Así lo reveló Leonardo González, investigador de la ONG Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad, quien en entrevista para el sitio RFI, señaló que de los 400 edificios que deben ser destruidos en la capital, tan solo 64 han sido demolidos.

El sismo tiró varios edificios de viviendas y provocó daños graves en otros. (AP)

En cuanto a la población afectada, todavía hay capitalinos que viven bajo carpas o en casas ajenas, porque las suyas se derrumbaron, han sido tiradas, están inhabilitadas o en reconstrucción.

De acuerdo con González, aún se carece de un diagnóstico definitivo de las afectaciones, tampoco habría certeza sobre el número de damnificados, la cantidad exacta de inmuebles dañados y el nivel de riesgo que éstos representan.

En cuanto al manejo de los recursos económicos, hay donaciones privadas que se han perdido, pues resulta imposible seguir el rastro de más de $145 millones que eran destinados a los damnificados.

Por si fuera poco, según el investigador, el sismo sacó a la luz empresas que violaron los códigos de construcción, propietarios que hicieron modificaciones irregulares y autoridades que cerraron los ojos. “Los responsables son muchos, pero impera la impunidad”, estimó.


💬Ver 0 comentarios