El exsecretario general de la ONU Ban Ki-moon (semisquare-x3)
El exsecretario general de la ONU Ban Ki-moon siendo entrevistado en Tokio. (AP / Koji Sasahara)

El exsecretario general de la ONU Ban Ki-moon llamó el lunes al líder norcoreano Kim Jong-un a tomar pasos tangibles hacia la desnuclearización y ganarse la confianza de la comunidad internacional, si es que desea que se deroguen las sanciones contra su país.

Ban, quien fue una vez canciller de Corea del Sur, dijo que “es ahora el momento” para lograr la desnuclearización de Corea del Norte tras casi un cuarto de siglo de gestiones infructuosas. Enfatizó que ni Corea del Norte ni el mundo deben desperdiciar esta oportunidad.

“Quisiera de verdad decirle al líder norcoreano que el mundo está dispuesto” a ayudar a su país, dijo Ban en entrevista con la AP, citando específicamente a Estados Unidos, Corea del Sur, China, Japón y Rusia.

“Espero que este sea el momento, por favor no desperdicien esta oportunidad”, expresó Ban.

Kim agravó las tensiones el año pasado con pruebas nucleares y de misiles, pero repentinamente emitió promesas vagas de desarme a Estados Unidos y a Corea del Sur.

El régimen norcoreano busca alivio de las sanciones y una garantía de Estados Unidos de que no violará su soberanía.

Por su parte, un representante del gobierno de Seúl dijo hoy que EE.UU. puede estimular el avance del estancado diálogo sobre la desnuclearización de Corea del Norte si aligera las restricciones sobre el país asiático en materias como la ayuda humanitaria.

Los incentivos para que Pyongyang abandone las armas nucleares no tienen que ser necesariamente el levantamiento de sanciones, pero que la eliminación de restricciones supondría un mensaje "positivo", dijo Moon Chung-in, asesor presidencial sobre unificación, política exterior y seguridad, en una conferencia en Seúl.

El asesor destacó que muchos estadounidenses quieren realizar proyectos humanitarios en Corea del Norte, "pero no pueden debido a las restricciones del gobierno" y que "eliminar esas restricciones podría enviar un mensaje bastante positivo a Corea del Norte", indicó Moon en declaraciones recogidas por la agencia local de noticias Yonhap.

Su postura sintoniza con la del presidente surcoreano, Moon Jae-in, que se ha mostrado de acuerdo en mantener las sanciones que pesan sobre el régimen norcoreano, pero considera que ciertos incentivos podrían estimular el diálogo con Washington.

El jefe del gobierno de Seúl cree que estos alicientes podrían incluir el retraso o reducción de maniobras miliares con Washington, asistencia humanitaria o intercambios no políticos, como deportivos o culturales.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, y el líder norcoreano, Kim Jong-un, acordaron en junio en la primera cumbre de la historia entre los dos países que trabajarían por la desnuclearización del régimen norcoreano a cambio de garantizar su supervivencia.

Trump confirmó el domingo su intención de celebrar una segunda cumbre con Kim que podría tener lugar en enero o febrero de 2019 y para la que se barajan tres lugares no revelados.

El estancamiento en las conversaciones sobre desnuclearización, motivado por la falta de una hoja de ruta para su consecución, ha alargado el proceso para fijar esta segunda cita.

Washinton exige a Pionyang pasos concretos hacia el abandono de las armas atómicas, mientras el régimen norcoreano pide que antes se firme un tratado de paz que le brinde garantías de seguridad.


💬Ver 0 comentarios