Familiares lloran a una de las víctimas de la matanza en la Escuela Estatal Raul Brasil durante un velorio colectivo en Suzano. (AP) (semisquare-x3)
Familiares lloran a una de las víctimas de la matanza en la Escuela Estatal Raul Brasil durante un velorio colectivo en Suzano. (AP)

Suzano - Compañeros, amigos y familiares de las víctimas de una matanza en una escuela de Brasil se abrazaron, lloraron y rezaron en un velorio colectivo en un suburbio de Sao Paulo, en tanto las autoridades trataban de comprender las motivaciones de dos ex alumnos que atacaron con un revólver, ballestas y hachas.

Antes de iniciar el ataque a la escuela en que mataron a siete personas,Guilherme Taucci Monteiro, de 17 años, y Henrique de Castro, de 25, abatieron a tiros al dueño de una concesionaria de automóviles usados.

Lo que sucedió en la escuela pública, captado parcialmente por cámaras de vigilancia en la entrada del colegio y distribuido ampliamente por todo Brasil, fue horrible.

En total hubo siete víctimas en la escuela: cinco estudiantes, una maestra y una administradora escolar. Otras nueve personas resultaron heridas, de las cuales siete seguían hospitalizadas el jueves, tres en cuidados intensivos, según el secretario de Salud.

Agentes e investigadores de la policía, en el exterior de la escuela estatal Raúl Brasil. (AP)

“No pude dormir. Tengo dos hijos en la escuela y tienen más o menos la edad de las víctimas”, dijo Wanda Augusta, un ama de casa de 46 años en el velorio.

“Si hubiéramos podido identificar las dificultades de estos chicos”, dijo el secretario de Educación estatal Rossieli Soares. “Es un problema en nuestra sociedad”.

La policía incautó computadoras y cuadernos en las casas de los agresores, que eran vecinos y vivían a menos de una milla de la escuela. También incautaron computadoras en un local de videojuegos frecuentado por ellos.

TV Globo, que dijo tener acceso a la investigación policial preliminar, informó que los agresores habían planeado el crimen durante un año e investigaban en el internet las matanzas en las escuelas de Estados Unidos.

Joao Camilo Pires de Campos, secretario de Seguridad Pública del estado resumió en pocas palabras a la prensa el sentir de muchos brasileños: “La gran pregunta es, cuál fue la motivación de estos ex alumnos”.

Un hombre conforta a una mujer afuera de la escuela pública Raul Brasil. (AP)

La madre de Monteiro, Tatiana Taucci, ofreció una posible respuesta. Escondiendo su rostro de la cámara de la televisora Band News, comentó que su hijo había sufrido abusos en la escuela.

“Le llaman bullying... Dejó de ir a la escuela... a causa de eso”, contó, y añadió que estaba sorprendida por la participación de su hijo en el ataque, del que se enteró a través de la televisión.

Minutos antes del suceso, Monteiro había publicado 26 fotografías en su perfil de Facebook, incluidas varias con pistolas.

En algunas de las imágenes tenía una bufanda negra con una calavera blanca y huesos cruzados. Ningún texto acompañaba a las fotografías. Para el miércoles por la tarde, Facebook había retirado la cuenta de Monteiro.


💬Ver 0 comentarios