(semisquare-x3)
Rescatistas mueven bolsas con los restos mortales de las víctimas del accidente de un avión de Lion Air, en el puerto de Tanjung Priok en Yakarta, Indonesia, el 2 de noviembre de 2018. (AP/Binsar Bakkara)

Yakarta, Indonesia - Buceadores habrían avistado en el fondo del mar el fuselaje y los motores del avión de Lion Air accidentado en Indonesia, y un detector de señales identificó una que podría pertenecer a la grabadora de voz de cabina, dijo el director de la operación de búsqueda y rescate el sábado.

Muhammad Syaugi dijo que se habían encontrado dos motores y parte del tren de aterrizaje de la aeronave. El siniestro ocurrió en una zona con apenas 30 metros (98 pies) de profundidad, pero las fuertes corrientes marinas complicaron la búsqueda.

"No lo he visto yo mismo, pero algunos buceadores me informaron de que habían visto el fuselaje”, dijo en una conferencia de prensa en el puerto de Yakarta al que llegan las bolsas con cuerpos, restos y pertenencias de los pasajeros que son rescatados del mar.

El Boeing 737 MAX 8 de Lion Air, que tenía apenas dos meses, cayó al Mar de Java el lunes por la mañana minutos después de partir de la capital indonesia. Las 189 personas que iban a bordo fallecieron. Medios locales reportaron el sábado que un buzo perdió la vida el viernes en la noche durante el operativo.

Una de las “cajas negras” del aparato -dos dispositivos de color naranja brillante que registran los parámetros técnicos del viaje y las voces en cabina- se recuperó el jueves y Syaugi señaló que un sonar identificó una "débil señal" que podría corresponder al que almacena las conversaciones de la tripulación.

Buzos y un vehículo operado por control remoto rastreaban la supuesta ubicación de la caja negra desde el sábado por la mañana.

Datos de cibersitios de seguimiento de vuelos mostraron que el avión tuvo una velocidad y una altitud errática durante su vuelo de 13 minutos del lunes, algo que ya había ocurrido en el penúltimo, el domingo, entre Bali y Yakarta. Los pasajeros de ese trayecto reportaron aterradores descensos y, en ambos casos, los pilotos solicitaron volver a tierra poco después de despegar.

La aerolínea explicó que tras el vuelo del domingo se reparó un problema técnico. Los investigadores siguen intentando recuperar la información de la "unidad de memoria de supervivencia” de la caja negra que almacena los parámetros del vuelo para determinar qué provocó el siniestro. El dispositivo está dañado y necesita un tratamiento especial, añadieron.

El siniestro fue la peor tragedia aérea en Indonesia desde 1997, cuando 234 personas perdieron la vida en un vuelo de Garuda cerca de Medan. En diciembre de 2014, un aparato de AirAsia que cubría la ruta entre Surabaya y Singapur cayó al mar matando a las 162 personas a bordo.

La aerolínea de bajo costo Lion Air es una de las más jóvenes y más grandes de Indonesia y opera docenas de vuelos a destinos nacionales e internacionales.


💬Ver 0 comentarios