horóscopo (semisquare-x3)
Uno de los integrantes de la banda detenido es trasladado por la Policía. (Mossos d'Esquadra)

Cuando todo parece haber sido revelado en el mundo del crimen organizado, aparecen nuevas y extravagantes modalidades para eludir la ley: los delincuentes cada vez sorprenden más ante las íncreibles y originales formas que encuentran para cometer sus fechorías. 

Este es el caso de una banda de ladrones de Barcelona que estaban comandados por un excentrico líder: un hombre de nacionalidad rumana de 55 años que aprovechaba sus habilidades como contorsionista para pasar por estrechos agujeros.

El extraño actuar de esta banda es que antes de organizar un robo, el jefe del grupo consultaba el horóscopo para escoger el mejor día para actuar, según informaron las autoridades policiales. Una vez elegida la fecha, se desplazaba al establecimiento elegido con el resto de su banda en dos vehículos todoterreno.

Pero ni las consultas del líder del grupo al zodiaco ni el hecho de que se ocultara en una cabaña en medio de un bosque del municipio barcelonés de Sentmenat, han impedido su localización y detención, al igual que la de los restantes miembros de la banda, por la Policía de la Generalidad. 

Las autoridades relacionan al grupo con una veintena de robos, 15 de ellos en la capital catalana, según apunta el diario El Confidencial.

Los Mossos d’Esquadra (Policía) desarticularon al grupo criminal deteniendo a dos hombres españoles de 26 y 46 años, un rumano de 55 y una venezolana de 24, explica el diario La Vanguardia.

Las autoridades informaron que los criminales, especialistas en robar bares, utilizaban el método del butrón; una modalidad que consiste en realizar un agujero en la pared más vulnerable del local comercial para ingresar y obtener el botín. 


En este caso, el grupo seleccionaba los bares a los que iba a ingresar y accedía haciendo un agujero desde la escalera, sin ser descubiertos por los vecinos, y vigilaban la zona para saber el horario y el recorrido del propietario y los trabajadores.

La Policía estaba investigando el accionar de estos delincuentes desde el pasado 14 de octubre cuando se tuvo conocimiento de un robo en un bar del distrito barcelonés de Nou Barris, al que los autores habían accedido haciendo un agujero desde la portería contigua.

Además, los Mossos descubrieron que el jefe del grupo fue identificado en 2010 haciendo espectáculos de contorsionismo en la víapública, una habilidad que utilizaba para acceder a los bares, entrando por agujeros pequeños realizados en lugares inverosímiles, según La Vanguardia.

Los dos principales miembros de la banda ingresaron en prisión después de declarar ante el juez, mientras que los otros dos han quedado en libertad con cargos.


💬Ver 0 comentarios