Venezuela (semisquare-x3)
Efectivos de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) montan guardia en el exterior de la sede del SEBIN, en Caracas. (Archivo / EFE)

El fallecimiento del concejal opositor Fernando Albán bajo la custodia del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebín, la policía política de la 'revolución bolivariana') le costó el cargo al jefe de ese cuerpo, el general Gustavo González López, señalado por presos políticos y activistas como promotor de tratos crueles y torturas a los retenidos. 

Es uno de los funcionarios venezolanos sancionados por los gobiernos de Estados Unidos y Canadá por su supuesta participación en actos de violación de Derechos Humanos.

En su lugar fue nombrado el general de división Manuel Ricardo Cristopher Figuera, quien por orden de Nicolás Maduro asumirá el mando del Sebín a partir de este primero de noviembre. 

Aunque no está en las listas de sancionados por otros gobiernos, Cristopher Figuera también exhibe un perfil de hombre fuerte y de confianza del régimen, sobre todo el feudo de poder que lidera el presidente Maduro.

González López, en cambio, era conocido como hombre de confianza de número dos del gobierno venezolano y actual presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, Diosdado Cabello

Además de militar (graduado en 1989), Cristopher Figuera cuenta en su hoja de vida con un cargo que le abrió las puertas al establecimiento: fue edecán del fallecido presidente Hugo Chávez durante 12 años.

De semejante cercanía pasó a varias direcciones, incluso la principal, del Instituto de Previsión Social de la Fuerza Armada venezolana. 

Luego llegaría a los cargos clave, director del Centro Estratégico de Seguridad y Protección de la Patria, el CESSPA, y subdirector de la Dirección de Contrainteligencia Militar (DGCIM). 

Estas dos últimas instituciones están estrechamente ligadas al seguimiento, recolección de información e inteligencia para el Estado venezolano.

Estas funciones, desde hace tiempo, tienen mucho que ver con el estudio y apresamiento de la oposición política venezolana, por lo que pronto algunas figuras reaccionaronasegurando que Cristopher Figuera no representa, ni mucho menos, un enfriamiento de la persecución política.

Señalamos que el nuevo director del Sebín, el General Manuel Ricardo Cristopher Figuera, hasta hace poco era el número dos del DGCIM, es responsable de todos los abusos y torturas dentro de ese cuerpo de inteligencia militar”, aseguraron miembros del partido Primero Justicia apenas conocerse la designación del general. 

La activista y abogada venezolana Tamara Suju –exiliada-, señaló a través de su cuenta de Twitter que Cristopher Figuera está en la lista que elabora de violadores de Derechos Humanos y que presentará ante la Corte Penal Internacional.

Esta designación es la decisión oficial de mayor peso tras el fallecimiento del concejal Albán, un caso revestido de polémica puesto que el gobierno asegura que el político se suicidó lanzándose del décimo piso de la sede del Sebín en Plaza Venezuela, mientras que dirigentes de oposición, familiares y allegados aseguran que el hombre fue torturado hasta morir y luego lanzado del edificio para encubrir las causas reales de la muerte.

Juan Requesens es llevado al Hospital Militar

Joel García, abogado del diputado venezolano preso, Juan Requesens, dijo ala agencia Efe que el parlamentario fue trasladado al Hospital Militar, en Caracas. 

Esta movilización se produce un día después de que sus familiares denunciaron que la salud del opositor se ha deteriorado. García afirmó que el diputado había sido sacado de la sede del Sebín donde ha permanecido desde el 7 de agosto, cuando lo apresaron por su presunta vinculación con el atentado fallido contra el presidente Nicolás Maduro, ocurrido el 4 de ese mes.


💬Ver 0 comentarios