En la foto está el actual presidente de Cuba, Raúl Castro. (horizontal-x3)
En la foto está el actual presidente de Cuba, Raúl Castro. (GFR Media)

LA HABANA, Cuba - El gobierno canadiense ordenó hoy la remoción de los familiares de sus diplomáticos en Cuba, luego de que especialistas de salud levantaran la preocupación de que en la isla se haya registrado alguna nueva forma de enfermedad cerebral todavía no descubierta.

Canadá, uno de los socios principales de Cuba en comercio y turismo, convirtió su embajada en La Habana en una de “no acompañates”, lo que significa que los diplomáticos destacados aquí no podrán traer a vivir a sus familiares y los que ya están en el país, deberán abandonar tierras cubanas. Otras embajadas con estatus similar son las de Kabul y Trípoli.

La medida, similar a una tomada por Estados Unidos, responde a que se desconoce qué causó una serie de problemas severos de salud a un grupo de diplomáticos y familiares de funcionarios estadounidenses y candienses en La Habana.

Dos docenas de estadounidenses y una decena de canadienses, entre los que se incluyen niños, registraron problemas de salud después de percibir lo que ellos afirman fueron ruidos fuertes y agudos, los cuales derivaron en afectaciones cerebrales que todavía no han sido entendidas.

Estados Unidos afirmó en un inicio que se trataba de una serie de “ataques sónicos” a su personal y tomó severas medidas contra Cuba, incluyendo mantener al mínimo las operaciones en su embajada habanera.

Canadá hasta el momento no había tomado acciones concretas con su personal, pero hoy anunció la remoción de los familiares de sus diplomáticos, luego que 10 de sus 27 empleados reportaran síntomas de náuseas, mareos y soñolicencia que se agudizaron tras regreso a su país de origen en el 2017.

La decisión se tomó a pesar de que no se han registraron nuevos casos desde los reportados a finales del 2016 y principios del 2017, por lo que Canadá advirtió que no tiene razón para creer que hay algún de riesgo para los miles de viajeros que llegan a Cuba desde ese país anualmente. Canadá es el principal proveedor de turismo en Cuba.  

Expertos médicos canadienses sostienen que la posibilidad de ataques sónicos está descartada y que probablemente los síntomas se deban a un nuevo padecimiento cerebral que no tiene causas ambientales, sea por el agua o el aire.

El gobierno cubano no se ha expresado sobre la determinación canadiense.

El misterio de los llamados “ataques sónicos” sigue complicándose.


💬Ver 0 comentarios