Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

No es la primera vez que se sabe de animales que ayudan a delincuentes en sus delitos. (AP / Archivo)

La vida delictiva de una pareja de vendedores de droga y de su mascota, un loro, llegó a su fin cuando la Policía los detuvo en el marco de un operativo dirigido a  acabar con el tráfico de crack en  la localidad de Vila Irmã Dulce, al norte de Brasil.


💬Ver 0 comentarios