Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Cardenal nombrado por Francisco niega tener esposa e hijos (horizontal-x3)
El cardenal de Bolivia, Toribio Ticona, durante una presentación en la Conferencia Episcopal de Bolivia, en La Paz (EFE).

Habitualmente tranquilo y risueño, el cardenal boliviano nombrado la semana pasada por el papa Francisco reaccionó molesto antes versiones no oficiales que aseguran que tiene esposa e hijos en un pueblo rural del altiplano donde ejerció como obispo por años.

“Afirmo que soy completamente extraño a los hechos mencionados y que estoy dispuesto a defender mi honor en todas las instancias necesarias... Si estas denuncias persistieran no tendré ningún problema de comenzar una denuncia judicial contra quienes la impulsan o propagan”, dijo Toribio Ticona en un comunicado respaldado por la Conferencia Episcopal.

Según el prelado las mismas denuncias aparecieron en 2011 pero “terminaron siendo simples calumnias” y reaparecieron ahora como “una calumnia y un ataque al papa Francisco” de parte de sectores “hostiles al Santo Padre”.

En Roma la vocería del Vaticano declinó comentar y se remitió a la declaración del obispo.

La designación de Ticona, de 81 años, sorprendió gratamente a las autoridades del gobierno y de la Iglesia por tratarse de un obispo de origen indígena perteneciente a la etnia quechua quien, antes de ingresar al seminario, fue minero en los socavones y nunca ocupó un cargo destacado en la jerarquía eclesiástica.

Ticona se reunió el lunes con el presidente Evo Morales, quien ha celebrado su designación y ha prometido acompañarlo en su consagración el 29 de junio.

La Conferencia Episcopal de Bolivia también destacó la designación de Ticona y tomó la misma como “un gesto simbólico” del Pontífice en favor de los más humildes.

Los dos cardenales que ha tenido antes Bolivia lo fueron después de ejercer la presidencia de la Conferencia Episcopal, el cargo más alto de la jerarquía católica.

La denuncia contra Ticona apareció en un blog católico llamado Adelante la Fe que cita una denuncia de 2011 ante la Nunciatura Apostólica en la que personas no identificadas indican que tenía esposa e hijos en Patacamaya, un pueblo de la etnia aymara del altiplano a 50 millas al sur de La Paz.

“Exijo que esas personas se identifiquen”, dice Ticona en su comunicado.


💬Ver 0 comentarios