Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

El líder independentista se reivindicó como el único para presidir, luego de que el parlamento regional aplazara su investidura antes bloqueada por el Tribunal Constitucional.

Barcelona, España -  El expresidente independentista de Cataluña Carles Puigdemont, que sigue huido de la Justicia española, admitió este miércoles que tiene dudas a veces, pero aseguró que no desistirá y seguirá adelante para negar que haya llegado el final de su camino político.

Puigdemont se expresó así en Twitter al saberse que había reconocido que el proceso independentista ilegal que impulsó en Cataluña "ha terminado" y "ha caducado" y que sus correligionarios le han "sacrificado" como candidato después de que los planes del gobierno español hayan "triunfado".

Consta así en unos mensajes de teléfono que Puigdemont envió al diputado autonómico y exconsejero de su gabinete Toni Comín, también huido, difundidos por la cadena española de televisión Telecinco tras ser captados por uno de sus cámaras en Bruselas.

"Soy humano y hay momentos en que también yo dudo. También soy el presidente (de Cataluña) y no me arrugaré ni me echaré atrás por respeto, agradecimiento y compromiso con los ciudadanos y el país", escribió hoy Puigdemont en Twitter, sin aludir directamente a los mensajes revelados.

En la misma red social, Comín avisó de que la divulgación de conversaciones privadas es "delito" y "merecedor de las pertinentes acciones legales", además de puntualizar que se han "sacado de contexto" los mensajes.

A pesar de esos mensajes, uno de los portavoces del partido de Puigdemont (PDeCAT, centroderecha independentista) aseguró hoy que el proceso independentista catalán "ha llegado para quedarse".

El exgobernante catalán es investigado por delitos relacionados con el proceso independentista ilegal que promovió en Cataluña; el presidente del Parlamento catalán, Roger Torrent, lo propuso para ser elegido de nuevo presidente regional tras las elecciones autonómicas del 21 de diciembre.

Pero los planes de ser investido, incluso a distancia, se frustraron cuando Torrent aplazó sin fecha el pleno de ayer previsto para ello, después de que el Tribunal Constitucional dictara el sábado medidas cautelares para impedirlo.

La cadena televisiva afirmó que Puigdemont envió ayer esos mensajes a Comín, poco después de conocer que se aplazaba el debate convocado por su investidura.

La revista estadounidense Time incluye al expresidente regional de Cataluña Carles Puigdemont, huido de la justicia española, entre los cinco "fugitivos más buscados" en 2018 desde el punto de vista geopolítico.

En su página web, la publicación explica que pretende "echar un vistazo a los personajes más buscados que han captado la atención mundial" cuyas historias "nos hablan sobre el estado del planeta en 2018", desde el punto de vista geopolítico.

Junto a Puigdemont, que aparece el primero en la lista de Time, la revista incluye al fundador de Wikileaks, Julian Assange, actualmente refugiado en la embajada de Ecuador en Londres y al primer ministro kosovar y uno de los fundadores del Ejército de Liberación de Kosovo, Ramush Haradinaj.

Comparten el listado el islamista turco exiliado en Estados Unidos Fethulá Gulen, a quien Turquía acusa de terrorismo, y el expresidente georgiano Mijaíl Saakashvili, condenado por la justicia de su país por abuso de poder.

Al hablar de Puigdemont, Time recuerda que los ciudadanos de Cataluña apoyaron en una votación en 1978 con más del 90% de los sufragios la nueva Constitución española, redactada tras la muerte del dictador Francisco Franco y la instauración de un sistema democrático en el país.

Esa consulta "hizo ilegal que una región declarara su separación de España sin cambiar la Constitución, lo que solo puede hacer el Parlamento español en Madrid", agrega la revista.

Sin embargo, 40 años después el soberanista Puigdemont "siguió adelante con un referéndum sobre la independencia al margen de lo que decía la Constitución", que se celebró el pasado 1 de octubre, explica la publicación estadounidense.

Puigdemont "utilizó los resultados sesgados" de esa consulta para anunciar la secesión de Cataluña y el gobierno de Madrid, al defender el derecho constitucional, destituyó al Parlamento catalán y ordenó nuevas elecciones regionales", subraya Time.


💬Ver 0 comentarios