Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
Fachada de la mansión que según medios locales belgas habría alquilado Carles Puigdemont (EFE/Javier Albisu).

A finales de octubre del año pasado, el destituido presidente de Cataluña , Carles Puigdemont, proclamó la independencia de la región, lo que provocó la decisión del gobierno de España de tomar el control de la zona y por lo tanto él, se fue a Bélgica . Desde entonces, todas sus acciones y todos sus dichos provienen de allá.

Puigdemont está instalado en el país, en una especie de autoexilio por miedo a ser encarcelado, y parece aclimatado: organiza actos, reuniones políticas, negociaciones con aliados, gana las elecciones y hasta quiere ser investido fuera de Cataluña. Y disfruta.

Varios medios españoles en los últimos días dieron detalles de la rutina del catalán, que hace ya más de cien días que está fuera de su país. Almuerzos contundentes y sabrosos, una vivienda de lujo y tiempo de ocio.

A Puigdemont se lo vio en un restaurante de tapas, la típica comida española, que ofrece tortilla de papas, surtido de ibéricos, papas bravas y croquetas. Se sabe que el costo de vida en Bélgica es mayor al de España y sin embargo el líder catalán no tiene reparos. Concurre a la opera, disfruta de las delicias culinarias, como langosta y espumantes, y alquiló una mansión en la localidad de Waterloo por 4400 euros al mes ($5,400) , de acuerdo con lo publicado por el diario El Mundo.

El expresidente de la Generalitat vive en una mansión de 1640 pies cuadrados a unos 12 millas al sur de Bruselas. El alquiler fue gestionado por el empresario Josep Maria Matamala Alsina, amigo de Puigdemont.

La casa cuenta con seis habitaciones, tres baños, cocina súper equipada, garaje con capacidad para cuatro coches y terraza de 328 pies cuadrados. El jardín cuenta con una superficie de 3,300 pies cuadrados, según publica el diario La Vanguardia.

La vivienda tiene un precio de venta de 895,000 euros ( $1 millón) y, según la descripción de la agencia inmobiliaria que la publicita, Logic-Inmo, es una "espaciosa y clásica villa" con una "ubicación tranquila".

Antes de instalarse en este barrio en el lugar donde Napoleón perdió la famosa batalla, el centro de operaciones del catalán era el hotel de cuatro estrellas Husa President Park de Bruselas.


💬Ver 0 comentarios